Las Tunas, Cuba. Jueves 19 de Abril de 2018
Home > Salud > Cuando la vida de Benedicto volvió a tener luz y colores

Cuando la vida de Benedicto volvió a tener luz y colores

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

esnlda romero

Benedicto Ezequiel Cutiño


Declaraciones del paciente Benedicto Cutiño

Esnilda Romero Maña
esnilda@rvictoria.icrt.cu

Fotos: Tiempo21/Angeluis

Las Tunas.- Poco a poco la vida de Benedicto Ezequiel Cutiño se sumió en la penumbra.

La angustia por no ver absolutamente nada después de 67 años con visión, disipaba toda su alegría. Ahora tenía que resignarse a vivir en la oscuridad cada uno de sus días.

En su casa de la calle René Ramos de la ciudad de Las Tunas, deambulaba ayudado por el tacto. Nada más salía a la calle para llegar hasta la acera de enfrente, donde en vano, intentaba ahogar la tristeza en extendidos tragos de ron.

Su esposa Flora Martínez Aguilera era su único sostén.

“Con dolor veía cómo el hombre de mi vida, activo, trabajador incansable de la Empresa de Recuperación de Materias Primas y padre amoroso, se deterioraba como la hoja caída de un árbol hasta que me dije tengo que resolver el problema o me dejo de llamar Flora” dijo con la intrepidez propia de los vencedores.

Flora Martínez AguileraSus reiterados intentos de llevarlo al hospital se habían estrellado contra la necedad de alguien que había perdido todas las esperanzas.

Pero la ilusión es algo a que Flora nunca le faltó. En complicidad con un vecino médico logró llevarlo al Centro Oftalmológico del hospital Ernesto Guevara de la Serna, de la provincia de Las Tunas.

Donde devuelven la luz

Aunque la especialista Sandra Olano, que lo atendió, ya tenia referencia de Benedicto nunca supuso que fuera excesivamente retraído, serio y de tan poco hablar. Todo eso hacía muy difícil la comunicación con él.

Gracias a Flora pudo saber lo necesario para encaminar la atención.

Su ojo izquierdo estaba operado desde hacía años pero no se le había colocado el lente intraocular lo que provocó una atrofia total y por tanto la función de esa vista era imposible recuperarla.

Todas las esperanzas se concentraban entonces en el ojo derecho pero complicaciones relacionadas con el alcoholismo habían ocasionado una opacidad total del cristalino que no permitía a la doctora ver las características del nervio óptico afectado por Catarata.

Por todo ello se presumían muy pocas posibilidades de poder rescatar la visión, principalmente porque la enfermedad estaba bastante avanzada.

Tenía además la presión intraocular elevadísima, uno de los síntomas del glaucoma, y mientras más alta, mayor era el riesgo de que el nervio estuviera muy dañado y se frustrara el éxito la cirugía.

Dra. Sandra Olano, especialista que atendió el caso de Benedicto.


Declaraciones de la Doctora Sandra Olano

Auxiliada del método clínico y del reflejo pupilar Sandra pudo tener una idea del estado general del ojo derecho y el diagnostico no era nada halagüeño.

Entonces explicó todo a Benedicto y a su esposa. Les dijo que existía un mínimo de esperanza. Les indicó tratamiento para bajar la presión intraocular y una vez normalizada, comenzó a estudiarse la posibilidad real de hacerle la cirugía de Catarata.

Cuando todo estuvo listo, se hizo la operación bastante compleja por la larga evolución de la enfermedad. El día 14 de noviembre del 2012 fue la primera y en diciembre del mismo año, la segunda. Durante el acto quirúrgico no hubo complicación y poco a poco comenzaron a notarse los resultados.

Benedicto volvió a ver y… a sonreír

Al mes de operado ya estaban estables todas las funciones visuales de Benedicto. En el momento de la cita con su doctora entró a la consulta riendo. Por primera vez en mucho tiempo lo hacía.

Era otra persona, atrás iban quedando el aislamiento y la tristeza. La luz y los colores reaparecían poco a poco en sus días y nunca más buscó refugio en el alcohol.

Ahora conversaba animadamente y jaraneaba, a los tres meses de operado ya tenía el 70 por ciento de la visón de su ojo derecho restablecida.

Totalmente recuperado volvió a ser el de antes, comenzó a jugar dominó, compartir las faenas hogareñas con Flora, atender el kiosco de venta de alimentos ligeros y muy optimistas se lanzaron a conquistar los sueños pospuestos por años.

Atención oftalmológica para todos

La provincia de Las Tunas cuenta con un centro médico dotado de la tecnología más moderna que existe en el mundo para todas las atenciones oftalmológicas, un equipo de profesionales muy bien calificado y con basta experiencia.

Sandra Olano explicó que aunque el servicio está disponible, desafortunadamente hay personas que por dejadez o desconocimiento no acuden o lo hacen tardíamente cuando ya es imposible recuperarle la función visual. Benedicto tuvo mucha suerte, pero no siempre ocurre así, dijo.

Para llegar a quienes lo necesiten y evitarles a otros la amarga vivencia que el vivió previo a su operación, personal de la red primaria y secundaria de salud estrechan vínculos en un esfuerzo conjunto por localizar, mediante pesquisas masivas, a todos los enfermos.

En cada área de salud de la provincia se ofrecen consultas de oftalmología en las que además de atención se implementan programas preventivos que involucran a pacientes, familiares y a otras personas que por la función que cumplen en las comunidades puedan aportar al empeño de devolverle la visión a cuantos lo necesiten en Las Tunas.

 

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Redacción Tiempo21

Encargada de realizar todo el trabajo del Grupo Internet y Tiempo21. Integrada por un Editor-jefe, una editora, un fotorreportero y camarógrafo, un director de fotografía y camarógrafo y un desarrollador Web. Es un equipo multidisciplinario y multioficio, que desarrolla las principales labores del Periodismo Hipermedia. Además de tiempo21, tiene un canal de Video-TV, y otros espacios. @tiempo21cuba

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


2 × = diez