Opinión

Los niños cubanos son la esperanza del mundo

ninos cuba 13martinez pirezPedro Martínez Pírez
pmpirez@rhc.cu

¿Como la pasarán los 215 millones de niñas y niños trabajadores en el mundo este miércoles, cuando se celebra en todo el orbe el Día Mundial contra el trabajo infantil?

¿Qué será de los más de tres millones de niños y niñas que en México son víctimas del trabajo infantil?

Cuba no es una sociedad perfecta pero la Revolución erradicó el trabajo infantil desde hace muchos años en este archipiélago caribeño, donde a pesar de más de medio siglo de criminal bloqueo económico, comercial y financiero de Estados Unidos, no tenemos niños de la calle.

Y nos alegra sobre todo a quienes, como yo mismo, en la Cuba pre revolucionaria, comenzamos a laborar a los 12 años de edad, en un país con altas tasas de desempleo y elevados indicadores de mortalidad infantil y analfabetismo.

Y todavía peor, una nación oprimida por una dictadura como la de Fulgencio Batista, que segó la vida a 20 mil cubanos,  pero que nunca recibió críticas de Washington por la violación de los derechos humanos ni tampoco se le puso en la lista de países terroristas.

Los niños –dijo José Martí— son la esperanza del mundo, y en Cuba, donde todos los niños y niñas tienen derecho a la educación gratuita, y también a los servicios de salud, el deporte y la cultura, este 12 de Junio constituye un día de auténtica celebración. Y Cuba lo hace con el pleno reconocimiento de UNICEF, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, que ha felicitado en más de una ocasión la obra social de la Revolución cubana.



Artículos relacionados

Por un bien común: erradiquemos el hambre

Adialim López Morales

Las niñas, por un espacio significativo

Yanely González Céspedes

Apostemos por una escuela más integral

Telma Machado Escanio

Enviar Comentario


siete + 6 =