• Portada
  • Los Cinco
  • Destacado intelectual de Las Tunas pide a Obama libere a Los Cinco
Los Cinco

Destacado intelectual de Las Tunas pide a Obama libere a Los Cinco

Las Tunas.- Carlos Tamayo Rodríguez, presidente de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba en la provincia de Las Tunas, se suma al reclamo internacional por la libertad de Los Cinco cubanos presos en Estados Unidos, por combatir el terrorismo, en carta dirigida a Barack Obama, presidente de ese país.

En su misiva, Tamayo Rodríguez, uno de los más destacados intelectuales de este territorio, plantea que no cree que Obama ignore los detalles de ese proceso que ha manchado la justicia de Estados Unidos y el padecimiento de Los Cinco y sus familiares, durante más de 14 años.


Escuche declaraciones de
Carlos Tamayo

El Presidente de la UNEAC en Las Tunas señala en su misiva lo que significa Obama para su país y la comunidad internacional, por lo que no puede actuar sin responsabilidad en ningún momento de su existencia, y lamentablemente, ha ignorado los reclamos que han tenido lugar en tantos países, incluido el suyo, donde abogados y ciudadanos dignos han defendido a Los Cinco.

Puede que usted, antes de concluir su segundo mandato, logre suspender el bloqueo contra Cuba; cierre la cárcel de Guantánamo, como lo prometió durante su campaña electoral; le devuelva a Cuba el territorio ocupado por la base naval de Guantánamo; le ponga fin a las guerras en otros países, y así le demostrará, a quienes le otorgaron el Premio Nobel de la Paz, que es merecedor del mismo, señala la misiva de Tamayo Rodríguez a Obama.

En su carta a Barack Obama por la liberación de Los Cinco, Carlos Tamayo Rodríguez, presidente de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba en Las Tunas, señala que si algún día, entre las miles de cartas que recibe el mandatario, alguien incluyera la suya para su lectura, sepa que no aspira a recibir la respuesta y se contentara con que haya comprendido que, si ordena la libertad de los cuatro antiterroristas cubanos, él también se sentirá libre; ya no será más reo de su conciencia, porque al liberarlos, él también se libera.

Los Cinco héroes antiterroristas: Gerardo Hernández Nordelo, Ramón Labañino Salazar, Antonio Guerrero Rodríguez, Fernando González Llort, y René González Sehwerert son los cinco cubanos que decidieron dedicar sus vidas, lejos de su patria, a la lucha contra el terrorismo en la ciudad de Miami, centro principal de las agresiones contra Cuba. Fueron arrestados en La Florida en septiembre de 1998, enjuiciados y condenados en el único lugar donde no podían tener un juicio justo: Miami.

Su caso es típico de los juicios políticos que Estados Unidos critica como contrarios al respeto por los derechos humanos cuando tienen lugar en otros países. También es probable que este caso, a menos que se invalide en la apelación, sea citado como precedente para negarle un juicio justo a otros hombres y mujeres encausados en los Estados Unidos.

Carlos Tamayo Rodríguez es un poeta y escritor, estudioso de la vida y la obra de Juan Cristóbal Nápoles Fajardo, El Cucalambé. Graduado de Licenciatura en Letras en la Universidad de Oriente (1979), y Máster en Ciencias de la Universidad de Las Tunas en el 2012, y desde hace casi 20 años es el presidente de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba en Las Tunas, con una destacada labor en defensa de la cultura cubana.

Texto completo de la carta

Las Tunas, Cuba, 5 de junio de 2013

A: Barack Obama
Presidente de Estados Unidos de Norteamérica
Premio Nobel por la Paz

Señor Presidente:

Le escribo, y a la vez, tengo la preocupación de que este mensaje nunca llegue a su conocimiento. A usted le han enviado millares de cartas, telegramas, postales, para pedirle que ordene la libertad de Cinco Héroes de la República de Cuba que cumplen injustas condenas en cárceles norteamericanas.

Recientemente, René González llegó a Cuba, el primero de los Cinco en cumplir la politizada sentencia dictada por una jueza maleable, actuante en un tribunal de Miami, donde los terroristas hallaron “la tierra prometida”, es decir, su Paraíso. A nuestros hermanos los inculparon por monitorear a esos criminales, que cometen actos de esa naturaleza contra Cuba y contra el pueblo de su país.

No creo que usted ignore los detalles de ese proceso que ha manchado la justicia de Estados Unidos. Tampoco emplearé su tiempo en precisarle cuánto han padecido nuestros hermanos allá, y sus familiares acá, junto al pueblo cubano que los apoya, al transcurrir más de 14 años sin que usted le ponga fin a tanta crueldad.

Los habitantes de este planeta sabemos que su país es la primera potencia militar nuclear, y usted tiene poder para desatar la guerra que pudiera ser la última, porque después de ella no habría vida inteligente en la Tierra. También conocemos que usted puede contribuir a la felicidad de los seres humanos, a la preservación de todo lo construido durante milenios en todos los continentes.

Usted, por lo que significa para su país y la comunidad internacional, no puede actuar sin responsabilidad en ningún momento de su existencia. Y lamentablemente, ha ignorado los reclamos que han tenido lugar en tantos países, incluido el suyo, donde abogados y ciudadanos dignos han defendido a nuestros compatriotas.

Ahora se opina acerca de si la campaña para que usted libere a los Cinco mantendrá ese nombre, porque René González está en Cuba libre. Él ha declarado que mientras Gerardo, Antonio, Fernando y Ramón no estén fuera de las cárceles y hayan regresado a Cuba, él tampoco se sentirá en libertad. Por lo tanto, la lucha proseguirá.

Quiero expresarle que, con independencia de la consideración de René González, cuya posición comparto, al él hallarse en Cuba, presencialmente en Estados Unidos permanecen los cuatro mencionados. Pero no, Señor Presidente, seguirán siendo Cinco, porque usted es el quinto en este caso; prisionero en la Casa Blanca o en el Capitolio; prisionero en el Pentágono o en la sede de la Organización de Naciones Unidas; prisionero en su limusina blindada o en el avión presidencial blindado. Usted es reo del poderío industrial armamentista, de los políticos y de los politiqueros cubanoamericanos, que deciden quién sí, y quién no, gana las elecciones presidenciales en su país.

Puede que usted, antes de concluir su segundo mandato, logre suspender el bloqueo contra Cuba; cierre la cárcel de Guantánamo, como lo prometió durante su campaña electoral; le devuelva a Cuba el territorio ocupado por la base naval de Guantánamo; le ponga fin a las guerras en demasiados países donde los soldados yanquis y de la OTAN combaten; no abra nuevos frentes en otros territorios, y así le demostrará, a quienes le otorgaron el Premio Nobel de la Paz, que es merecedor del mismo.

Si algún día, entre las miles de cartas que usted recibe, alguien incluyera esta para su lectura, sepa que no aspiro a recibir la respuesta. Me contentaré con que haya comprendido que, si ordena la libertad de los cuatro antiterroristas cubanos, usted también se sentirá libre; ya no será más reo de su conciencia. Al liberarlos, usted también se libera.

Carlos Tamayo Rodríguez

 

 

Artículos relacionados

Fernando González Llort: en Cuba, después de la prisión

Redacción Tiempo21

Recorren Los Cinco provincias angolanas

Redacción Tiempo21

Los Cinco Héroes cubanos visitarán tres países de África

Redacción Tiempo21

Enviar Comentario


2 × = cuatro