Las Tunas, Cuba. Miércoles 23 de Agosto de 2017
Home > Especiales > Historia > Cerro Pelado: una declaración que se convirtió en historia

Cerro Pelado: una declaración que se convirtió en historia

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

maura pena machadoBuque Cerro PeladoMaura Peña Machado
taura@rvictoria.icrt.cu

El 10 de Junio de 1966 quedó grabado para la historia por uno de los grandes acontecimientos del deporte cubano y del buque insignia Cerro Pelado, el cual salió de Santiago de Cuba, con 315 atletas, entrenadores personal médico y árbitros con perspectivas de romper las barreras del bloqueo yanqui.

El gobierno de los Estados Unidos trataba de impedir la participación cubana en los X Juegos Centroamericanos y del Caribe con sede en San Juan Puerto Rico, mediante la negación de visas para los deportistas y representantes de la Mayor de las Antillas.

Posteriormente los cubanos recibieron la visa pero no la autorización para pisar suelo boricua en aviones o barcos cubanos, “sólo en vuelos comerciales”.

Durante la travesía el buque fue asediado por aviones yanquis, y en respuesta a todas las agresiones la delegación deportiva cubana redactó la declaración del “Cerro Pelado”, la cual proclamaba el derecho de la Isla y todos los pueblos a participar libremente en eventos deportivos, y así denunciar ante el mundo el absurdo e ilegal comportamiento del Departamento de Estado Norteamericano y al mismo tiempo proclamar la inquebrantable determinación de todos los miembros de la delegación deportiva de llegar a la capital puertorriqueña, aunque fuera nadando, para competir en los Juegos.

En una de sus partes la declaración planteaba: “Los atletas cubanos sabemos cómo actuar, no solamente por defender un derecho nuestro; si no un derecho de todos los pueblos y por el prestigio del deporte que debe existir como vínculo entre los pueblos”.

Este texto se gravó en la cubierta del buque, y divulgado, denunciando la injerencia norteamericana en los Juegos y exhortó a los organismos internacionales a frenar y no ser partícipes de los ardides estadounidenses para tratar de excluir a Cuba de las competiciones.

El escrito ratificó la posición de principios del deporte cubano, al proclamar el derecho de la mayor de las Antillas a participar en la justa, que comenzaría el 11 de junio y devino ideario frente a intereses mezquinos opuestos al deporte limpio y sano para todos los pueblos.

Ante el escándalo internacional y las numerosas protestas en todos los continentes, el gobierno yanqui se vio obligado a entregar las visas para que los cubanos desembarcaran, lo que hicieron casi simultáneamente al comienzo del acto inaugural del certamen.

El buque Cerro Pelado fue obligado a anclar a casi cinco millas de las costas puertorriqueñas y en horas tempranas de la mañana del día 11 de junio de 1966, la representación cubana fue trasbordada en alta mar al remolcador Peacock, en condiciones riesgosas y difíciles. Todos bajaron a tierra en lanchas con banderas puertorriqueñas, no estadounidenses como quería el gobierno Yanqui.

Finalmente los miembros de la delegación cubana, llegaron a tiempo a la ceremonia inaugural y enarbolaron la enseña nacional en el Estadio Hiram Bithorn.

En la cita olímpica Cuba tuvo una destacadísima actuación, ubicándose segunda en la tabla de competición con 78 preseas, 35 de oro, 19 de plata y 24 de bronce, superada solo por México.

Así se ratificaba la voluntad inquebrantable de los deportistas cubanos de multiplicarse ante los obstáculos impuestos por los Estados Unidos.



Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Redacción Tiempo21

Encargada de realizar todo el trabajo del Grupo Internet y Tiempo21. Integrada por un Editor-jefe, dos editoras, un fotorreportero y camarógrafo, un director de fotografía y camarógrafo y un desarrollador Web. Es un equipo multidisciplinario y multioficio, que desarrolla las principales labores del Periodismo Hipermedia. Además de tiempo21, tiene un canal de Video-TV, y otros espacios. @tiempo21cuba

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


5 − tres =