Salud

¿Perder la memoria?

estres mujerLa Habana.- Una publicación de la revista digital española Muy Interesante informó que no solo la edad y enfermedades neurodegenerativas como el alzhéimer afectan negativamente a la memoria, sino que también ciertas situaciones fisiológicas y algunos hábitos contribuyen a acentuar este padecimiento.

Según la publicación, la revista Neuron sacó a la luz el año pasado un artículo que planteaba que el estrés afecta negativamente la función de la corteza prefrontal, una región del cerebro que se ocupa entre otras cosas, de almacenar la memoria a corto plazo, y todo porque las señales en esta zona se transmiten a través del glutamato, cuyos niveles caen cuando nos estresamos reiteradamente.

Otro estudio presentado en la Conferencia Anual de la Sociedad Británica de Endocrinología señalaba que el embarazo también acelera la pérdida de memoria.

De acuerdo con el artículo las embarazadas tienen una especial predisposición a ver mermada su memoria espacial, la que nos sirve para orientarnos y recordar dónde dejamos las cosas. Esta pérdida de memoria es más acusada en los dos últimos trimestres del embarazo, y se mantiene hasta tres meses después del nacimiento del hijo, pero por suerte, es reversible.

Asimismo, una reciente investigación de la Universidad de Northumbria revelaba también, que los fumadores tienen peor memoria que los no fumadores. Concretamente, en pruebas de memoria en que se les pedía recordar una serie de tareas asociadas a distintos lugares, los no fumadores recordaban un 81%, mientras que los adictos al tabaco solo recordaban un 59%. Dejar de fumar revierte estos efectos negativos de los cigarrillos, agrega la publicación.

Por su parte, la revista Journal of Alzheimer’s Disease daba a conocer que el exceso de grasas en nuestra dieta y colesterol provocan que el cerebro se inflame, la función nerviosa se altere y por consiguiente la memoria de trabajo o memoria inmediata se reduzca.

Por último, a partir de los 45 años de edad, la presión arterial alta o hipertensión también ocasiona una pérdida de memoria, según demostraba un estudio de la Universidad de Alabama publicado en Neurology.

Los autores lo atribuyen a que la presión sanguínea alta debilita las pequeñas arterias del cerebro, lo que puede desencadenar daños neuronales.

Existen innumerables factores que ocasionan la pérdida de memoria, sin embargo, la elección correcta de ciertos estilos de vida, la disminución del estrés, la actividad mental, una dieta sana y ejercicios pueden contribuir a la salud cerebral. (Agencia Cubana de Noticias)

Artículos relacionados

Luchar contra el cáncer con optimismo

Darletis Leyva González

Realiza Las Tunas acciones por el Día mundial contra el cáncer de mama

Danielle Laurencio Gómez.

Destacan importancia de la estomatología en simposio cubano

Redacción Tiempo21

Enviar Comentario


× dos = 14