Gente

Acerca de un héroe del Trabajo de la República de Cuba

aleida naval santos

Julián Borja Cruz, uno de los hombres más valiosos del central Antonio Guiteras.

Aleida Naval Santos
anaval@rvictoria.icrt.cu

Las Tunas.- Sesenta años dedicados al trabajo en la industria azucarera hacen del ingeniero Julián Borja Cruz uno de los hombres más valiosos del coloso Antonio Guiteras, el mayor productor del crudo en el país, lugar donde su esfuerzo siempre decide el resultado final.

En la presente zafra y en la preparación de cada contienda desde el año 1983, cuando llegó a esa industria de Puerto Padre, la solución de problemas que afectan el proceso productivo y la eficiencia del ingenio marcan su existencia.

Uno de los más altos lauros que otorga el Consejo de Estado de la República de Cuba, por relevantes méritos laborales, es la condición de Héroe del Trabajo. Julián Borja la recibió hace algunos días.

El galardón, este año, se entregó solo a diez obreros en el país. Es el premio a una vida dedicada al trabajo desde que apenas tenía catorce años. La edad se la cambió para poder ganar dinero en el Ingenio Santa Lucía, Holguín. Eran tiempos duros, mucho antes del triunfo de la Revolución.

Desde sus primeras labores en la casa de bagazo, donde alimentaba a los conductores como ayudante y picador de leña para las calderas, hasta hoy como especialista de mantenimiento industrial, no le abandona su humildad. Confiesa que se convirtió en ingeniero desde la sillita de un ordeño de vacas. Así costeó sus estudios.

Más de 90 innovaciones con resultados positivos y notables ahorros a la economía cubana lo hacen insustituible a sus 68 años, cuando ya pudiera estar jubilado, pero… de eso ni hablar. Aún se siente útil y, realmente, lo es.

Entre sus aportes más significativos a la industria azucarera en esta oriental provincia, a 690 kilómetros de La Habana, sobresalen el montaje del Central Majibacoa, y la adaptación de la plataforma basculante de ferrocarril para camiones, que facilita el tiro directo de la caña.

También son fruto de su quehacer el equipo medidor del contenido del azúcar en la caña, para realizar el pago a los productores, y la colocación de imanes permanentes para extraer partículas ferromagnéticas al azúcar.

A Julián Borja Cruz le distinguen su alto nivel profesional, un excelente sentido del humor y el estar siempre dispuesto a colaborar para que el Antonio Guiteras se mantenga en las mejores condiciones.



Artículos relacionados

Digno, héroe del monte, del llano y de Girón

Naily Barrientos Matos

Rubén Aguilera: a pesar de todo yo estoy encantado de la vida

Darletis Leyva González

Lisandra Rivero: el títere es un ser fantástico que habita en mi alma

Yami Montoya

Enviar Comentario


nueve + = 16