Las Tunas, Cuba. Martes 22 de Agosto de 2017
Home > Las Tunas > Diana, una madre tunera que renunció a su trabajo por amor

Diana, una madre tunera que renunció a su trabajo por amor

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

edelmis cruz rodriguezEdelmis Cruz Rodríguez
edelmis@rvictoria.icrt.cu

Las Tunas.- Con casi tres décadas de ardua trayectoria laboral Diana Vega Castel, una madre residente en esta ciudad cabecera, renunció a su trabajo pero no a los deseos de vivir y se acogió a la facilidad que le abrió el Estado cubano para estar en su casa, al cuidado de su único hijo con retraso mental.

Cuenta que tenía 20 años cuando recibió la noticia de que su pequeño recién nacido presentaba un cuadro de epilepsia y respiratorio y “me dijeron que nunca llegaría a ser un profesional, al paso del tiempo el retraso mental se le agudizó”.

No obstante el niño estudió los primeros años en la escuela especial Turcios Lima y luego en la Jorge Aleaga, en esta urbe, hasta el sexto grado, “pero cuando cumplió los 15 años no pudo ir más a la escuela, lo empezó a cuidar su abuela paterna y así yo pude seguir trabajando en el Centro de Higiene y Epidemiología”.

Recuerda con tristeza que a duras penas logró hacer un Técnico medio en Farmacia e incluso trabajar en algunas de estas unidades, después pasó a la Empresa Comercializadora de Medicamentos (ENCOMED), conocida por Droguería, donde se acogió a la Ley que les otorga esta facilidad a las madres con hijos discapacitados.

Ella insiste en aclarar que allí la tienen como una trabajadora más “cobro mi salario completo cada mes, me invitan a las actividades que organizan, a mí y a mi hijo, nos invitan a los dos”.

La nostalgia le regresa al rememorar que en el 2007 la abuela del niño falleció “no tenía quien me lo cuidara y como el tenía su problema, la compañera de Asistencia Social se me acercó y me dijo que yo podía acogerme a la Ley, que le presentara los certificados médicos que me iban a hacer el expediente, hasta que se me aprobó”.

“Desde entonces estoy en la casa con él, yo hallo que ha avanzado grandemente, me ayuda en muchas tareas: sacudir los muebles, limpiar el arroz y en otras que yo le doy para que no esté todo el tiempo acostado, ya tiene 35 años”.

La alegría le ilumina el rostro cuando afirma que “el Estado cubano tuvo una buena acción porque así como mi hijo mejoró en el aprendizaje y en otras cosas, otros muchachos en situaciones similares con sus propias madres en la casa se desarrollan y aprenden más”.

Su semblante continúa iluminado por la emoción al reconocer que “su problema no me impide integrarme socialmente, nosotros somos dos, para donde quiera que yo voy él va conmigo, soy la secretaria del Bloque 31 de la Federación de Mujeres Cubanas, a todas las reuniones que asisto el participa también”.

“Recuerdo en una actividad que estaba Teresa Amarelle, entonces secretaria del Partido Comunista de Cuba en la provincia, ella dijo que había un federado y eso causó mucha alegría entre las presentes”.

Para ella ser madre es lo más grande en el mundo “porque después que yo tuve mi hijo se lo que es eso, y lo importante que es un hijo, el para mi es el tesoro más grande que pueda existir”.

Diana una madre tunera que, pese a que la vida le jugó una mala pasada, vive con la alegría de estar todo el tiempo cerca de su hijo Benito Mayo Vega ofreciéndole amor y apoyo y dando gracias a la Revolución por las bondades recibidas.




Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Redacción Tiempo21

Encargada de realizar todo el trabajo del Grupo Internet y Tiempo21. Integrada por un Editor-jefe, dos editoras, un fotorreportero y camarógrafo, un director de fotografía y camarógrafo y un desarrollador Web. Es un equipo multidisciplinario y multioficio, que desarrolla las principales labores del Periodismo Hipermedia. Además de tiempo21, tiene un canal de Video-TV, y otros espacios. @tiempo21cuba

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


5 × dos =