Las Tunas, Cuba. Sábado 21 de Abril de 2018
Home > Historia del Deporte en Las Tunas > Debut como sede de un gran evento (I)

Debut como sede de un gran evento (I)

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

juanemiliobatista1Juan E. Batista Cruz
jbatista@ain.cu

En el devenir histórico del territorio que abarca la actual provincia oriental de Las Tunas, nunca se había organizado un gran evento deportivo, hasta que en enero de 1983, ocurre el debut como sede de la edición número 22 del torneo nacional de boxeo Playa Girón, por lo que constituyó una verdadera fiesta de todo el pueblo.

La gran fuerza del pugilismo tunero, encabezado por verdaderas luminarias como Teófilo Stevenson, José Gómez, Omar Santiesteban y Jorge Guzmán, entre otros, constituyó un aval que llevó a la Comisión Nacional a conceder la sede, unido a la condición de buena anfitriona de la provincia en la organización de eventos de menor envergadura, pero igualmente complejos como los torneos de boxeo, béisbol y fútbol del Ejército Juvenil del Trabajo.

El principal reto para la Dirección de Deportes local, encabezada por Mario Peláez Sosa, con el apoyo de las máximas autoridades de la provincia, fue encontrar el lugar adecuado para sede principal de la competencia. Tras un profundo análisis del Comité Organizador, se decidió remozar el estadio de rodeo del Parque de la Revolución 26 de Julio, conocido popularmente como la Feria, dotado de gradas para unas dos mil personas y capacidad para acoger un cuadrilátero en el centro de la pista que facilitaba la visibilidad de los aficionados.

En los locales situados debajo de las dos sesiones de gradas fueron situadas las oficinas del Comité Organizador, de Informática y la sala de prensa, muy bien montada con facilidades de todo tipo para los periodistas acreditados en representación de los medios de difusión de circulación nacional y de las 14 provincias y el municipio especial de la Isla de la Juventud, quienes elogiaron la calidad del servicio, gracias al cual pudieron ejecutar su labor con la agilidad requerida.

En la competencia, celebrada del 17 al 29 de enero de 1983, estuvieron presentes unos 380 pugilistas de todo el país, entre ellos los integrantes de la preselección nacional, cuyas principales figuras habían conducido a Cuba a la victoria por equipos en el II Campeonato Mundial de Boxeo, celebrado un año antes en Belgrado, capital de la entonces República Federativa de Yugoeslavia. La escuela pedagógica Pepito Tey fue una excelente Villa, según opinaron varios de los visitantes.

Como parte del esfuerzo para garantizar el éxito del torneo, fue remozada la academia provincial Kid Chocolate, se construyó un amplio gimnasio aledaño al estadio beisbolero Julio Antonio Mella previsto para subsede e igualmente se levantaron tres más pequeños, situados en la esquina de las calles Ángel Guerra y Colón, relativamente cerca del centro histórico de la ciudad de Las Tunas y en los repartos Aeropuerto y Buenavista, para facilitar el entrenamiento de todos los equipos.

Las Tunas presentó una poderosa escuadra liderada por los integrantes de la selección nacional Teófilo Stevenson en los supercompletos, José Gómez, de la división mediana, ambos campeones olímpicos y mundiales, y el peso mosca Omar Santiesteban, titular de la Copa del Mundo celebrada en Montreal, Canadá en 1981.

El resto de la formación local estaba integrado por los minimoscas Rodolfo Hernández y Daniel Rosales, los pesos mosca Fidel Arias y Fernando Rosales, los gallos Eusebio Secades y Manuel Blanco, los plumas Félix Remón y Eliécer González, los ligeros Juan Molina y Bertonis López, los ligero-wélters Arnaldo Sosa y Gerardo Cruz, los wélters Florentino Arias y Manuel Cabrera, los ligero-medianos Jorge Guzmán y Bertonis Salvador, los medianos Rigoberto Galarraga y Emilio Segura, los semicompletos Julio Hilton y Pedro Osorio, los completos Wilfredo Moro y Eduardo Peña y en más de 91 kilogramos el jovencito Luis Rodríguez. El colectivo de entrenadores estaba dirigido por Ramón Romero.

No obstante, la afición no pudo ver en acción a su Gran Campeón Teófilo Stevenson, porque presentó una lesión en su mano derecha y la Comisión Médica decidió que no peleara, además de que Omar Santiesteban cayó en semifinales frente al capitalino Ramón Ledón, cuando en el segundo asalto una herida en la frente llevó a que el árbitro terminara las acciones en el segundo asalto.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Redacción Tiempo21

Encargada de realizar todo el trabajo del Grupo Internet y Tiempo21. Integrada por un Editor-jefe, una editora, un fotorreportero y camarógrafo, un director de fotografía y camarógrafo y un desarrollador Web. Es un equipo multidisciplinario y multioficio, que desarrolla las principales labores del Periodismo Hipermedia. Además de tiempo21, tiene un canal de Video-TV, y otros espacios. @tiempo21cuba

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


− uno = 1