Opinión

Un Primero de Mayo por encima de consignas

1mayo habana extranjerosMiguel Maury Guerrero
mag@ain.cu

Seguridad en la obra revolucionaria y en las transformaciones en aras de perfeccionar y actualizar nuestro Socialismo y certeza en el futuro, es algo que se respira por estos días. Todo ello se erige en realidad palpable este Primero de Mayo.

El recuerdo de Hugo Chávez, su imagen, presiden la celebración de esta ocasión, algo que emana del agradecimiento hacia quien ha sido llamado por Fidel Castro como “el mejor amigo de Cuba”, y así lo ven los miles de habaneros que este día desfilan por la Plaza de la Revolución José Martí.

La actualización del modelo económico cubano, regida por los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución, es realidad diaria en los esfuerzos colectivos.

El quehacer de la dirección revolucionaria cubana ha saltado por encima de escollos tan colosales como los años más duros del período especial en tiempo de paz y el bloqueo norteamericano, y por ello ha mostrado su faz humanista sin límites.

Muy por encima de los obstáculos que emanan de la crisis global que, indudablemente, nos afectan y se agravan ayudados por el bloqueo económico, comercial y financiero de Washington, está la probada voluntad de justicia social de la Revolución.

Es, de cara a esas realidades, que la sonrisa de los niños es más limpia y segura cuando pasan frente a nosotros, por la Plaza de la Revolución este Primero de Mayo, de la mano de sus padres.

Es, gracias a las certezas que emanan de la seguridad en tal justicia revolucionaria, que los trabajadores, hombres y mujeres del pueblo, desfilan seguros de esta obra socialista, que es la de todos.

Ante las evidencias del quehacer del proyecto socialista cubano en defensa de los derechos humanos del pueblo, que tanto ha agredido Estados Unidos a golpe de terrorismo y bloqueo, los habitantes de la Isla tenemos motivos sobrados para llegar felices a este Día Internacional de los Trabajadores.

Hay razones suficientes para desfilar, por cada plaza a lo largo de toda la Isla, con una total seguridad que trasciende las consignas. (Agencia Cubana de Noticias)

Artículos relacionados

Apostemos por una escuela más integral

Telma Machado Escanio

Consumir lo nuestro

Yanetsy Palomares Pérez

El legado de la Generación del Centenario, inspiración profunda para los jóvenes de hoy

Enviar Comentario


7 − = cuatro