Las Tunas, Cuba. Martes 12 de Diciembre de 2017
Home > Especiales > Gente > Nosotros, una bella canción… una leyenda

Nosotros, una bella canción… una leyenda

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

pedro juncohernan boschHernán Bosch
hrbosch@enet.cu

Atiéndeme/quiero decirte algo/que quizás no esperes,/doloroso tal vez./Escúchame/que aunque me duela el alma,/yo necesito hablarte/y así lo haré./Nosotros,/que fuimos tan sinceros,/que desde que nos vimos/amándonos estamos./Nosotros,/que del amor hicimos/un sol maravilloso,/romance tan divino./Nosotros,/que nos queremos tanto/debemos separarnos/no me preguntes más./No es falta de cariño,/te quiero con el alma,/te juro que te adoro/y en nombre de ese amor/ y por tu bien…/te digo adiós./

Esa es la letra del afamado bolero “Nosotros” del joven pianista y compositor cubano Pedrito Junco, compuesta pocos días antes de su muerte, y que rezuma el dolor por la necesidad de perder un amor profundo, pero imposible.

Estrenado por su autor y el cantante Tony Chirolde en 1943, en su natal ciudad de Pinar del Río, “Nosotros” ganó rápidamente una amplia popularidad en toda Cuba y se abrió paso internacionalmente hasta convertirse en una de las canciones más difundidas y con mayor cantidad de intérpretes en toda la geografía hispanoamericana.

Baste citar, como ejemplos, que fue popularizada por agrupaciones y cantantes tan prestigiosos como la orquesta Aragón, Rita Montaner, Esther Borja y Elena Burke, entre otros cubanos, y los reconocidos Luis Gardey, Plácido Domingo, Julio Iglesias, Sarita Montiel y Albert Hammond, entre otros extranjeros. Sus obras, además, han sido utilizadas en filmes mexicanos y cubanos.

En ocasión de cumplirse este 25 de abril el aniversario 70 de su prematuro fallecimiento, a la edad de 23 años, resulta oportuno recordar, aunque sea brevemente, parte de su biografía.

Pedrito Junco había nacido en Pinar del Río el 22 de febrero de 1920 y desde pequeño estudió piano, instrumento en el que obtuvo el título de maestro en 1939, en la filial del Conservatorio Orbón, de su ciudad natal, bajo la tutela de Delia García de Figarol.

Pese a su corta existencia fue fundador de la Asociación de Periodismo y Radio y de la Sociedad Juvenil Rafael Morales, laboró como locutor y, junto a su hermana Antonia y el cantante Tony Chirolde ofreció recitales en la ciudad con canciones compuestas por él.

Su muerte, que coincidió con la amplia aceptación de su bolero “Nosotros”, dio origen a una leyenda en la que se insistía en su padecimiento de la tuberculosis, una enfermedad que en aquella época era mortal . El mito incluía la existencia de varias mujeres que se creían destinatarias de la letra de “Nosotros”, considerada una supuesta despedida de alguien que se sabía herido de muerte.

Casi 70 años después de su deceso, dos prestigiosos periodistas cubanos, Luis Sexto y Pedro Viñas, publicaron un libro titulado “Nosotros, que nos queremos tanto”, en cuyas páginas hurgan en la vida del afamado autor musical pinareño.

En uno de sus capítulos, el texto incluye el certificado médico de la muerte de Junco, nunca antes utilizado a la hora de referirse a su prematuro fallecimiento, que no menciona a la tuberculosis como la causa fundamental de su deceso.

Cito textualmente la parte del libro que se refiere a la causa del infausto suceso:

“Si acaso faltara una prueba máxima para descartar la tuberculosis como la enfermedad que ultimó a Pedrito Junco; si faltare para despejar dudas, fantasías, aportes ficticios, el certificado de defunción nunca considerado para hablar o escribir sobre la muerte del autor de Nosotros, dice en una copia en poder de los autores: «Pedro Junco Redondas, natural de Cuba, de veinticuatro años de edad (exactamente 23, nota de los autores) hijo de Pedro y María Regla, ocupación estudiante, de estado soltero, falleció en diecisiete número doscientos cincuenta y uno en el día de ayer a las once y cincuenta y ocho de la noche a consecuencia de Anoxemia, Bronconeumonía según resulta del Certificado Médico y su cadáver habrá de recibir sepultura en el cementerio de Pinar del Río…».

Tal vez saber la causa de su muerte no suprima el perfil mítico que envuelve la vida de Pedro Junco. Quizá la clarifique y lo admiremos, más que desde la leyenda, desde la verdad.” (Fin de la cita).

Lo cierto es que, más allá de la leyenda, del mito… Pedro Junco ha pasado a la posteridad como el autor de “Nosotros”, un número imprescindible a la hora de escribir la rica historia de la música cubana.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Redacción Tiempo21

Encargada de realizar todo el trabajo del Grupo Internet y Tiempo21. Integrada por un Editor-jefe, dos editoras, un fotorreportero y camarógrafo, un director de fotografía y camarógrafo y un desarrollador Web. Es un equipo multidisciplinario y multioficio, que desarrolla las principales labores del Periodismo Hipermedia. Además de tiempo21, tiene un canal de Video-TV, y otros espacios. @tiempo21cuba

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


dos + = 4