• Portada
  • Cultura
  • Cuba dice adiós a uno de sus intelectuales más lúcidos: Alfredo Guevara
Cultura

Cuba dice adiós a uno de sus intelectuales más lúcidos: Alfredo Guevara

alfredo guevaraOctavio Borges Pérez
ob@ain.cu

La Habana.- Gran pérdida para la cultura y el proyecto social de Cuba, constituye la desaparición física de Alfredo Guevara, uno de los intelectuales más lúcidos de la Isla, fallecido hoy en esta ciudad.

A su destacada labor durante la etapa insurreccional de la Revolución triunfante en 1959, Guevara sumó, en marzo de ese mismo año, la fundación del Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos (ICAIC), una de las acciones culturales más trascendente en la época.

El ICAIC no sólo implicó el surgimiento de un cine cubano pujante y renovador, sino que también acogió la celebración del Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano, evento que dio calor y fuerza a generaciones de cineastas comprometidos con el futuro de sus respectivos pueblos.

Autor de varios libros que ahondan en la médula de la responsabilidad de los intelectuales con sus realidades, Guevara -nacido en La Habana el 31 de diciembre de 1925-, recibió el Premio Nacional de Cine 2003, entre otros muchos reconocimientos.

También ostentaba la Orden de Comendador de la Legión de Honor, máxima condecoración que otorga el Gobierno de Francia, y la Medalla de Oro Federico Fellini.

Su quehacer en el cine lo comenzó en los años 50 del siglo anterior, época en la que fue asistente de destacados directores, como el español Luis Buñuel y el mexicano Manuel Barbachano.

Entre las responsabilidades que desempeñó, figuran la de embajador de la Isla en la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) (1983) y la de viceministro de Cultura (1975).

Doctor en Filosofía y Letras de la Universidad de La Habana, este gran hombre recibió la Orden Félix Varela de Primer Grado, otorgada por el Consejo de Estado de la República de Cuba.

Al fallecer, se desempeñaba como presidente del Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano. (Agencia Cubana de Noticias)

La Habana.- Gran pérdida para la cultura y el proyecto social de Cuba, constituye la desaparición física de Alfredo Guevara, uno de los intelectuales más lúcidos de la Isla, fallecido hoy en esta ciudad.

A su destacada labor durante la etapa insurreccional de la Revolución triunfante en 1959, Guevara sumó, en marzo de ese mismo año, la fundación del Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos (ICAIC), una de las acciones culturales más trascendente en la época.

El ICAIC no sólo implicó el surgimiento de un cine cubano pujante y renovador, sino que también acogió la celebración del Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano, evento que dio calor y fuerza a generaciones de cineastas comprometidos con el futuro de sus respectivos pueblos.

Autor de varios libros que ahondan en la médula de la responsabilidad de los intelectuales con sus realidades, Guevara -nacido en La Habana el 31 de diciembre de 1925-, recibió el Premio Nacional de Cine 2003, entre otros muchos reconocimientos.

También ostentaba la Orden de Comendador de la Legión de Honor, máxima condecoración que otorga el Gobierno de Francia, y la Medalla de Oro Federico Fellini.

Su quehacer en el cine lo comenzó en los años 50 del siglo anterior, época en la que fue asistente de destacados directores, como el español Luis Buñuel y el mexicano Manuel Barbachano.

Entre las responsabilidades que desempeñó, figuran la de embajador de la Isla en la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) (1983) y la de viceministro de Cultura (1975).

Doctor en Filosofía y Letras de la Universidad de La Habana, este gran hombre recibió la Orden Félix Varela de Primer Grado, otorgada por el Consejo de Estado de la República de Cuba.

Al fallecer, se desempeñaba como presidente del Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano. (Agencia Cubana de Noticias)

Artículos relacionados

Congreso de la AHS: Cuba necesita transformar sus espacios culturales

Redacción Tiempo21

Moncada, un asalto de amor en Las Tunas

Yanetsy Palomares Pérez

Debaten proyecto del Código de Ética periodistas de Radio Victoria

Yanetsy Palomares Pérez

Enviar Comentario


× 6 = cuarenta dos