Opinión

La mayor violación de los derechos humanos

martinez pirezPedro Martínez Pírez
pmpirez@rhc.cu

El premio Nobel de Literatura, el colombiano Gabriel García Márquez dijo en una ocasión que el bloqueo de Estados Unidos contra Cuba constituye la mayor violación de los derechos humanos que se ha cometido en los últimos 100 años en este hemisferio.

Y hace unos días, durante su rendición de cuentas semanal a la ciudadanía, el presidente ecuatoriano, Rafael Correa Delgado, expresó que el criminal bloqueo de Estados Unidos durante medio siglo contra Cuba es el mayor atropello a los Derechos Humanos de Nuestra América.

Denunció Correa que la llamada Comisión Interamericana de Derechos Humanos no denuncia en ninguno de sus capítulos a Estados Unidos por el bloqueo contra Cuba, mientras que la Organización de Estados Americanos, la famosa Organización de Estados Americanos (OEA), mira para otro lado frente al mayor atropello a su propia carta fundacional.

Y es que tanto la OEA como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos son creaciones del imperio, no para condenar a Estados Unidos, sino para censurar a gobiernos populares e independientes de América Latina y el Caribe.

No se equivocó el inolvidable Canciller cubano Raúl Roa García cuando calificó a la OEA como el Ministerio de colonias yanqui. Pero la OEA fue también criticada por otros cancilleres dignos de Nuestra América: el guatemalteco Guillermo Toriello Garrido, el venezolano Ignacio Luis Arcaya, el peruano Raúl Porras Barrenechea y el mexicano Manuel Tello. Todos ellos, en las diversas coyunturas políticas de su época, denunciaron el fariseismo de la política exterior de Washington.

Desde hace 21 años la Asamblea General de las Naciones Unidas condena en forma abrumadora el bloqueo económico, comercial y financiero de Estados Unidos contra Cuba, y Washington mira para otro lado, como expresaría Rafael Correa Delgado, el presidente que el año pasado, en gesto de dignidad, no asistió a la llamada Cumbre de las Américas por la exclusión de Cuba.




 

Artículos relacionados

EE.UU. en 2018, más pasos contrarios al acercamiento a Cuba

Redacción Tiempo21

El tiempo será el que dicte la sentencia

Leydiana Leyva Romero

Que la formalidad no destruya las buenas ideas

Adialim López Morales

Enviar Comentario


3 − = cero