Las Tunas

Ángel sintió los pasos de la muerte

darletis leyvaDarletis Leyva González
darletislg@rvictoria.icrt.cu

Las Tunas.- Corría el año 1978, en ese momento Ángel Leyva tenía solo 21 primaveras y cursaba estudios en la lejana tierra de Moa, en la vecina Holguín. Allá, a muchos kilómetros de casa, sintió de pronto una sensación muy extraña, como si la muerte pretendiera hacerle un cerco.

Su cuerpo andaba como flotando de tanto decaimiento; los dolores querían hacer estallar su cabeza, cuando apareció una sostenida y rara fiebre de 41 grados y hasta poco más; los globos de sus ojos comenzaron a tomar una intensa coloración roja, como si hubiese querido salir por ellos toda la sangre de su cuerpo.

Los doctores fueron categóricos; tenía dengue hemorrágico y su vida estaba al pie de un profundo y peligroso abismo.

Ángel no olvida las terribles horas de aquellos días de 1978 en los que sintió por momentos que partía de este mundo.

La fiebre no quería dejar su cuerpo; los ojos parecían  echar candela, el decaimiento; también aparecieron vómitos, diarreas y un malestar general invadía hasta su última célula.

Él era una de las tantas víctimas de la terrible enfermedad trasmitida por el mosquito Aedes Aegypti.

En 1981 Cuba reportó la primera epidemia de dengue hemorrágico con más de 344 mil enfermos, más de 10 mil casos muy graves y 158 fallecidos.

La salud de Ángel volvió a la normalidad unos días después, pero jamás ha podido olvidar aquellos difíciles momentos en los que sintió los pasos de la muerte.

Hoy, 32 años después, cuando ya peina algunas canitas, experimenta una incomparable sensación de miedo al escuchar del mosquito Aedes Aegypti.

Ángel bien sabe el sabor del peligro que amenaza a todos y que puede arrancarte la vida tan solo en un pestañeo, como a él que es una de las víctimas más sensibles pues según argumentan los especialistas quien sufrió el dengue hemorrágico no es seguro que sobreviva una segunda vez.

Por eso, la apuesta en la oriental provincia cubana de Las Tunas es por la responsabilidad para que a personas como Ángel, víctimas del dengue, y todos, en general, no se nos escape la vida casi en un suspiro.

Artículos relacionados

Correos de Cuba en Las Tunas por comunicar mejor sus productos y servicios

Danielle Laurencio Gómez.

Cumple el central Majibacoa plan de azúcar para la zafra chica

Yeisnel Vázquez

Central Colombia a punto de estar listo para la zafra

Yanet Lago Lemus

Enviar Comentario


cuatro × = 36