Las Tunas, Cuba. Jueves 26 de Abril de 2018
Home > Salud > Vivir tiene el color de la esperanza

Vivir tiene el color de la esperanza

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

esnlda romeroCristian Acosta Rivera junto a sus padres Antonio Acosta y Rubiselda Rivera.(Tiempo21 Fotos/Angeluis)Esnilda Romero Maña
esnilda@rvictoria.icrt.cu

Las Tunas- Es de mañana y el niño Cristian Acosta Rivera se alista para ir a la secundaria básica Jesús Arguelles de la ciudad de Las Tunas donde cursa el séptimo grado.

Verifica que nada falte en su mochila, le da un beso a mamá y se marcha con la alegría propia de su edad y la expectación por lo que aprenderá este nuevo día.

Por la tarde cuando regrese realizará sus deberes escolares para luego jugar, ver la televisión, ayudar a preparar la comida, conversar de pelota, animales o cualquier otro tema con su papá.

Al estilo de este transcurren casi todas sus jornadas, nada delata que padece una enfermedad crónica.

Debutó a los tres años de edad con un síndrome nefrótico que hace doce meses evolucionó a Insuficiencia Renal Terminal y por ello ahora requiere de un proceder depurativo de la sangre.

Cristian recibe el tratamiento en su propia casa.Tratamiento médico en casa

Cristian lleva una vida normal a pesar de lo complicada que es su enfermedad. Recibe el tratamiento en su propia casa.

Hace poco quedó instalada en su habitación una máquina Home Choice de diálisis peritoneal continua ambulatoria y automatizada (DPCAA), la primera que funciona en Las Tunas, cuarta provincia de Cuba en obtenerla.

“El equipo es muy ventajoso al compararlo con otros métodos. El paciente ya no depende tanto del hospital, el horario es muy flexible, se logra el control de la tensión arterial y la anemia con más facilidad y el estrés corporal es menor.

No se emplean las agujas tan temidas por los niños, se hace generalmente de noche en el momento del sueño aunque puede realizarse a cualquier hora y al otro día se incorpora normalmente a sus juegos, actividades escolares etc.”

 Juan Rafael Pino de los Reyes, especialista en segundo grado en pediatría.Juan Rafael Pino de los Reyes, especialista en segundo grado en pediatría dedicado a la nefrología ahora tiene en su agenda de trabajo la visita diaria al hogar de Cristian. Será así durante las primeras semanas de la terapia.

Allí explicó los beneficios y significó el extraordinario valor que tiene hacerlo en la casa, en el medio familiar. Lo asume su mamá previamente entrenada en el hospital pediátrico de Centro Habana, en la capital del país, instalación de referencia nacional en la materia.

Cristian tiene un catéter en su cavidad peritoneal que se acopla a la línea de transferencia y esta a la maquina, por ahí fluye el líquido sanguíneo para ser depurado.

“De esta forma quedan abiertas las puertas a este tipo de terapéutica en Las Tunas para otros niños que están a punto de entrar en la etapa terminal de la enfermedad renal.

En la provincia hay varios pacientes portadores de afecciones renales, tres de ellos están recibiendo hemodiálisis en el hospital General Docente Ernesto Guevara, explicó el nefrólogo.

Mabel Ávila es una de las tres enfermeras que hacen hemodiálisis pediátrica en Las Tunas.Asesoramiento especializado todo el tiempo

Mabel Ávila es la seño de Cristian y una de las tres enfermeras que hacen hemodiálisis pediátrica en Las Tunas.

Ella es como una más de la familia. Se conocieron en enero de este año en La Habana cuando se adiestraba para la DPCAA.

“A estos niños que son inmunodeprimidos hay que tratarlos con mucha delicadeza y ternura, comprenderlos muy bien al igual que a los padres que están afectados sicológicamente por tener un hijo pequeño con enfermedad crónica terminal. Todo me va muy bien con ellos.”

En la primera semana del tratamiento Mabel estuvo todos los días en la casa de Cristian para que la madre y la familia no se sintiera sola, dándole confianza, apoyándola y ayudándola a sentirse más segura al hacerle la diálisis al niño.

“Es lo más grandioso que he hecho en mi carrera, me fascina la pediatría sin embargo nunca pensé llegar a la hemodiálisis pediátrica por la altísima responsabilidad que ello entraña. Considero que todos cuanto lo hagan deben tener un elevado sentido humano. Lo escogí porque me encanta ayudar a las personas pero si se trata de un niño mucho más.

Tengo una satisfacción inmensa cuando veo a Cristian incorporarse todos los días a su escuela y otras actividades a pesar de su enfermedad. También me da mucho placer ver mejor a otros chicos que ahora se hacen la hemodiálisis en el hospital de nuestra provincia y ya no tienen que ir a Santiago de Cuba. Los veo a todos con mejor semblante, más peso y más talla. Es muy gratificante.”

Agradecer es poco

Antonio Acosta y Rubiselda Rivera son los padres de Cristian. Ella es ama de casa y él trabaja en el campo. Ambos reconocen la excelente atención recibida por parte del personal médico durante tantos años, convencidos de que en otro sistema social su historia sería muy diferente y triste.

Dijeron que es una dicha contar con un servicio de salud gratuito que además del equipo para hacerle la diálisis a su hijo en casa también incluye la asistencia en todo momento de un nefrólogo y una enfermera especializada.

“Su vida ahora depende del equipo y es una gran ventaja porque él vive menos el estrés del hospital. Desde que le hacemos el tratamiento aquí está más tranquilo, su estado general es mucho mejor, a simple vista se ve” refirió Antonio.

Rubiselda confesó su satisfacción por aportar directamente al mejoramiento de la calidad de vida de su niño. El tratamiento va muy bien, lo confirman los análisis que se le han hecho. Los dos intentaron agradecer las garantías para la vida de su pequeño aunque confesaron no encontrar palabras para hacerlo.

“Solo podemos decirle que ahora vivir tiene para nosotros el color de la esperanza”.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Redacción Tiempo21

Encargada de realizar todo el trabajo del Grupo Internet y Tiempo21. Integrada por un Editor-jefe, una editora, un fotorreportero y camarógrafo, un director de fotografía y camarógrafo y un desarrollador Web. Es un equipo multidisciplinario y multioficio, que desarrolla las principales labores del Periodismo Hipermedia. Además de tiempo21, tiene un canal de Video-TV, y otros espacios. @tiempo21cuba

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


× uno = 7