Las Tunas

Producción tabacalera se reanima en Las Tunas

raul estrada zamorasecado-del-tabacoRaúl Estrada Zamora
estrada@enet.cu

Las Tunas.- Con más de 23 mil 300 cujes de tabaco acopiados hasta el momento (unas 38 toneladas), los agricultores de la provincia de Las Tunas sobrepasan en el 26 por ciento el programa concebido para la presente cosecha de esa hoja, lo cual demuestra la reanimación que experimenta dicho sector, después de varios meses deprimido.

Al mismo tiempo, los trabajadores del área industrial de esa rama fabricaron 147 mil 600 habanos con destino a la exportación, 10 mil 500 por encima de lo previsto, y más de un millón 208 mil para el consumo nacional.

El ingeniero Carlos Betancourt Almaguer, director de la Empresa Provincial de Acopio, Beneficio y Torcido de Tabaco de Las Tunas, dijo en esta ciudad, capital de la provincia de igual nombre, 690 kilómetros al este de La Habana, que en la recuperación de la mencionada actividad económica ha influido el incremento de los precios por la calidad y tipo de hoja, medida que garantiza a los agricultores un salario considerablemente superior al de otros tiempos.

Según el directivo, también mejoró el sistema de contratación de la fuerza laboral, la cual en esta campaña está integrada por 221 agrarios, cifra que en el período 2013-2014 aumentará en más de 100 trabajadores, de acuerdo con los convenios individuales suscritos hasta el memento.

Los contratos se realizan teniendo en cuenta las posibilidades reales existentes en el territorio para el cultivo y el secado de la hoja, pero todo agricultor que disponga de agua para el riego y un local donde curar el tabaco en rama puede solicitar semillas y demás insumos con vistas a producirlo, previo acuerdo con la empresa estatal.

Esta es una de las provincias que más necesita impulsar el desarrollo tabacalero, en primer lugar por lo que ese programa puede aportar a su reforestación, pues es una de las de menor superficie boscosa de Cuba.

Además, junto a Granma  y Holguín, junto a  los ocho municipios tuneros deben abastecer de materia prima a la moderna industria cigarrera instalada en esa última comarca, actualmente surtida desde el centro y el occidente del país a un alto costo económico.

La producción tabacalera también trae aparejadas otras ventajas, como la creación de nuevos puestos de trabajo, el mejor aprovechamiento de la superficie agrícola y una mayor disponibilidad de viandas, granos y hortalizas, pues son cultivos que durante parte del año ocupan las mismas tierras, y aprovechan la fertilización natural y artificial que queda en el suelo tras la cosecha de la hoja.

Artículos relacionados

Consejo de la Administración de Las Tunas debate sobre problemática de envejecimiento poblacional

Claudia Pérez Navarro

Mejoran condiciones de trabajo en Central Colombia

Redacción Tiempo21

Ha muerto mi maestro, el Mozo de la información

Miguel Díaz Nápoles

Enviar Comentario


4 + siete =