Las Tunas, Cuba. Miércoles 13 de Diciembre de 2017
Home > Especiales > Lecturas > Andropausia o climaterio masculino

Andropausia o climaterio masculino

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

maira castro loraandropausiaMaira Castro Lora
maira@rvictoria.icrt.cu

Las Tunas.- Especialistas explican que no se ha demostrado, por estudios clínicos y de laboratorio, un cuadro típico como enfermedad, y quedan muchas interrogantes por responder para poder afirmar la existencia de la andropausia o crisis de la mediana edad.

Como buen estado de salud aparente se describe cuando los varones sobrepasan los 50 años; aunque comienza un incremento del riesgo de enfermedades cardiovasculares, sexológicas y endocrinológicas, tanto que el 52 por ciento de los hombres entre los 40 y 70 años padecen de algún grado de disfunción eréctil, por lo que la depresión psicológica está presente en un porcentaje muy alto.

El deterioro de la función sexual y reproductora en las últimas décadas de su vida ha sido llamado por algunos autores andropausia o climaterio masculino, en analogía semántica con la menopausia femenina, aunque no existe una edad exacta para identificar el comienzo de este cuadro.

A los cambios lógicos involutivos del envejecimiento natural del hombre se añaden síntomas secundarios a enfermedades que aparecen después de los 50 años, pero no necesariamente son síntomas de andropausia la pérdida del cabello, disminución de procesos cognoscitivos, fuerza, volumen muscular, o la recolocación de la grasa corporal.

El fallo eréctil se estima como síntoma importante de un cuadro de andropausia, lo cual no quiere decir que esa disfunción se produzca realmente por esa causa; a la vez que frente a la reticencia mayoritaria de los varones a no creer en la andropausia, de lo que nunca se oyó hablar, especialistas aclaran que antes no se conocían procesos del cuerpo ni muchos otros datos que la ciencia ha descubierto al paso del tiempo.

Con la edad y el estilo de vida, el organismo comienza a tener cambios hormonales, independientemente del sexo; lo que ocurre es que en las mujeres la producción de hormonas en los ovarios disminuye de manera abrupta en unos pocos años (de tres a cinco), mientras en los hombres la producción hormonal es lenta y gradual luego de los 30 años de edad, y puede disminuir más o menos de acuerdo con el estado de salud general del hombre.

Los especialistas sí coinciden en que sólo es necesario dar terapia de reemplazo de testosterona en los hombres en los casos en que la disminución hormonal está realmente comprobada con exámenes de sangre realizados en el laboratorio, pero no de otro modo.

Recibir testosterona innecesariamente puede tener efectos secundarios, como estimular el crecimiento benigno de la próstata, el desarrollo de un cáncer de próstata si hay predisposición a tenerlo, crecimiento de los senos, apnea del sueño, aumento del número de glóbulos rojos a riesgo de desarrollar enfermedades del corazón, y limitar la producción de esperma o hacer que los testículos se hagan más pequeños.

Quienes se sienten malhumorados o irritados, con falta de fuerzas, cansados, o notan menos deseo sexual y les cuesta mantener las relaciones en la intimidad, pueden acudir a un urólogo o endocrinólogo, para que determinen si se trata o no de un bajo nivel de testosterona, y ofrezcan un tratamiento adecuado para seguir disfrutando la sexualidad.



 

 

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Redacción Tiempo21

Encargada de realizar todo el trabajo del Grupo Internet y Tiempo21. Integrada por un Editor-jefe, dos editoras, un fotorreportero y camarógrafo, un director de fotografía y camarógrafo y un desarrollador Web. Es un equipo multidisciplinario y multioficio, que desarrolla las principales labores del Periodismo Hipermedia. Además de tiempo21, tiene un canal de Video-TV, y otros espacios. @tiempo21cuba

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


× ocho = 16