Las Tunas, Cuba. Domingo 22 de Julio de 2018
Home > Opinión > Fumar: un gusto que mata

Fumar: un gusto que mata

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

fumando cigarroGabriel Laguna Escalona
(Estudiante de Periodismo)

Parece ilógico que alguien que creció entre fumadores aún se mantenga alejado del nocivo vicio, tal vez por considerar esta práctica dañina e innecesaria, pero lo cierto es que desde que era un chiquillo era un fumador pasivo.

Mi padre fuma desde los 14 años, primero comenzó incentivado por sus amigos, no quería quedar excluido, hoy integra las estadísticas de los millones de personas dependientes de la nicotina.

Abuelo, cuando partía temprano en la mañana hacia el trabajo para sustentar a su familia, encontraba en el cigarro el compañero para afrontar el frío. Actualmente despierta casi ahogado de tos por las madrugadas, pero no abandona el hábito.

Cada año jóvenes en edades cada vez más tempranas se inician en el mundo de la adicción al tabaquismo, muchos de mis amigos no escaparon de esta oleada y actualmente algunos trabajan prácticamente para mantener el vicio, mientras otros no se sienten bien si no “disfrutan” de un cigarro.

La adicción al tabaco causa enfermedades cardíacas, respiratorias, tumores cancerígenos, problemas en el embarazo y la lactancia, trastornos en el sentido del gusto y de la visión, entre otras afecciones, que cada año causan la muerte a más de tres millones de personas a nivel mundial.

El humo del tabaco contiene más de cuarenta sustancias capaces de generar cáncer, tanto fumadores activos como pasivos estamos expuestos diariamente a las mismas, pues los riesgos de quienes deciden llevarse un cigarro a la boca son compartidos por todos.

Hoy me pregunto por qué si es mi decisión no fumar gran parte de la sociedad se empeña en contaminar mi aire y con ello mi vida.

En parques, escuelas, tiendas, paradas y ómnibus, por citar algunos ejemplos, personas irresponsables acaban con su existencia, y son tan egoístas que no piensan en todos los que nos encontramos a su alrededor.

¿Qué esperar de un niño que ve a sus padres, a su profesora y a sus personajes favoritos de televisión fumando? ¿Podrá comprender que es algo perjudicial para la salud y el bolsillo?

Es hora de dejar el exclusivismo y pensar en los demás, en los infantes, en las embarazadas, en los ancianos y en todos aquellos que hemos decidido no acortar nuestra existencia.

Y ahora mi papá se levanta, toma un cigarro, lo enciende… y ante el reclamo de: cuándo pararas de fumar, me responde que este es su único gusto. ¡Vaya gusto el de acabar con su vida!



Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Redacción Tiempo21

Encargada de realizar todo el trabajo del Grupo Internet y Tiempo21. Integrada por un Editor-jefe, una editora, un fotorreportero y camarógrafo, un director de fotografía y camarógrafo y un desarrollador Web. Es un equipo multidisciplinario y multioficio, que desarrolla las principales labores del Periodismo Hipermedia. Además de tiempo21, tiene un canal de Video-TV, y otros espacios. @tiempo21cuba

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


9 − ocho =