Lecturas

La ternura de los primeros amores

yenima 12 pareja siluetaYenima Díaz Velázquez
yenimadv@enet.cu

El amor es el más importante de todos los sentimientos y de eso no hay dudas.

Nadie- me atrevo a asegurarlo- puede vivir sin amor. Tal vez alguna persona esté sin pareja; pero, en su corazón siempre despertarán nobles acciones de afecto y cariño hacia quienes le rodean porque se extiende a los hijos, padres, amigos, familiares y hasta a los animales que tenemos como mascotas.

Pero entre todos los amores el más lindo es el primero de ellos, el que se profesa a la madre que nos trajo al mundo, como el ser más importante de nuestras vidas, y que se demuestra con miradas, sonrisas, balbuceos y el deseo inconsciente de estar siempre entre sus brazos.

También es bello e inolvidable el más inocente, el que se siente cuando el tiempo comienza a hacernos mayorcitos y nos atraen las risas, los gestos, las palabras y los conocimientos de otros niños.

Y es que desde muy pequeños nos interesamos por otras personas aunque los mayores piensen que el amor no es cosa de niños. Sin embargo, ya lo dice un viejo refrán: El mejor olor, el del pan; el mejor sabor, el de la sal; el mejor amor, el de los niños.

Los chicos también se enamoran y eso lo sabemos todos porque compartimos la emoción de nuestros hijos, vecinos o sobrinos y hasta nos reímos cuando nos aseguran que ya tienen novio o novia; pero, la otra parte de la historia todavía desconoce la relación.

Para los niños, el amor es sencillo, limpio y puro, transparente como el agua cristalina y tan natural que no reparan en que estén mudando los dientes, que alguna que otra vez se tiren la comida encima o que con frecuencia se lleven regaños de los maestros o padres.

Por eso merecen nuestro respeto cuando los varones llevan flores a sus muchachas y ellas agradecen, coquetas y zalameras, entre risas con sus amigas, o cuando se hacen dibujos y poemas preciosos a pesar de su sencillez.

Son situaciones que muchas veces nos hacen reír y a la vez nos recuerdan que el amor es el más importante de todos los sentimientos, el que mueve a la humanidad a continuar y a vivir.



800×600

El amor es el más importante de todos los sentimientos y de eso no hay dudas.

Nadie- me atrevo a asegurarlo- puede vivir sin amor.  Tal vez alguna persona esté sin pareja; pero, en su corazón siempre despertarán nobles acciones de afecto y cariño hacia quienes le rodean porque se extiende a los hijos, padres, amigos, familiares y hasta a los animales que tenemos como mascotas.

Pero entre todos los amores el más lindo es el primero de ellos, el que se profesa a la madre que nos trajo al mundo, como el ser más importante de nuestras vidas, y que se demuestra con miradas, sonrisas, balbuceos y el deseo inconsciente de estar siempre entre sus brazos.

Normal 0 21 false false false ES-TRAD X-NONE X-NONE MicrosoftInternetExplorer4

Artículos relacionados

Festival de Cine de La Habana enfoca sus orígenes y hacia el futuro

Redacción Tiempo21

La Carta Magna, expresión de la justicia social de la Revolución

Redacción Tiempo21

Fidel Castro, el comunicador que conocimos

Redacción Tiempo21

Enviar Comentario


siete × = 7