Lecturas

Señora del tiempo

darletis leyvaDarletis Leyva González
darletislg@rvictoria.icrt.cu

Las Tunas, Cuba.- Tu cuerpo se moldea todos los días con el talento de disímiles seres; tienes el perfume de lo nuevo y de lo viejo y tu voz les habla a inimaginables personas. En tus estudios sé que eres magia, la unión perfecta de sabiduría y desenfado por hacer a cada minuto un producto nuevo. 

Eres compañía para todos; la confidente para los que sufren soledad; el camino que recorren cada día los hechos más relevantes, la luz del conocimiento…; la casa para la creación…; auténtica, sencilla y a la vez altanera, hablas en nombre del arte.

Funcionas como una gran industria y no te has detenido desde aquella memorable nochebuena de 1906, en la que radiotelegrafistas de los barcos que navegaban por el Atlántico, frente a las costas de Estados Unidos, escucharon por primera vez una voz que les hablaba en sus auriculares. Así naciste, después de un siglo XIX cargado de experimentos.

Tu historia es bella y a la vez polémica. Tu fuerza y valor se ha impuesto a la suculenta televisión y a la nueva tormenta de Internet; por eso hoy es tu día; la UNESCO te concedió la celebración el 10 de noviembre de 2011, en su Conferencia General, y esta es la fecha porque justo el 13 de febrero de 1946 se creó la Radio de las Naciones Unidas.

Has embrujado a muchos con tu encanto y por eso esa savia no se les disipa de las venas. Las novedades de los nuevos tiempos te amenazan; muchos creen que acudirán a tu funeral, pero sé que esa posibilidad es todavía lejana, ¡hay tanto que hacer por ti!; aún tantos te siguen y esperan tus mejores creaciones.

Esta señora del tiempo es hoy homenajeada y su séquito, que somos todos sus creadores, tenemos la responsabilidad de mantener viva y renovada, esta pasión, que se llama radio.

Artículos relacionados

Festival de Cine de La Habana enfoca sus orígenes y hacia el futuro

Redacción Tiempo21

La Carta Magna, expresión de la justicia social de la Revolución

Redacción Tiempo21

Fidel Castro, el comunicador que conocimos

Redacción Tiempo21

Enviar Comentario


× 3 = veinte cuatro