Las Tunas, Cuba. Sábado 21 de Octubre de 2017
Home > Cultura > Cocina cubana se vende como pan caliente en Feria del Libro

Cocina cubana se vende como pan caliente en Feria del Libro

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Charly Morales Valido

La Habana.- Los libros de cocina siempre venden bien, aún sin ser un compendio de recetas más o menos realizables, porque los lectores cubanos son de buen comer y mejor leer.

Por eso “Cocina es identidad” se vendió como pan caliente tras su lanzamiento en la XXII Feria Internacional del Libro, donde la obra póstuma de Alberto Pozo (1926-2012) brilló pese a su gris carátula.

El volumen resume en 61 páginas el medio milenio de formación de la cocina cubana, un proceso en constante evolución y replanteo, cuya riqueza trasciende el arroz congrí, la yuca y el cerdo asado.

En su contenido, el lector cubano podrá encontrarse y comprender por qué la preferencia por los dulces, el gusto por las viandas fritas, la necesidad del potaje de frijoles o la veneración de las carnes.

La sugerente lectura provoca inevitables evocaciones, y dan ganas de echar mano a unas masas de cerdo fritas, o aderezar un asado con el patrimonial mojo de naranja agria, ajo, cebolla y manteca.

Pozo -gourmet que ganó la máxima distinción de los periodistas cubanos, el Premio José Martí– cuenta la transición del vino al aguardiente, y de cómo la francesa llegó a ser comida oficial.

Para el chef Carlos Otero, el volumen es una obra necesaria y útil para rescatar una cocina víctima de la respectiva falta de recursos, ingredientes, tiempo e imaginación.

Otero aseguró a Prensa Latina que el patrimonio culinario de Cuba amerita más difusión en la televisión nacional, para mantenerlo vivo y, de paso, educar el paladar y diversificar el menú doméstico.

Insistió en que la cocina cubana cumple las condiciones para ser considerada gourmet, y aseguró que unos frijoles negros bien presentados complacen hasta al sibarita más quisquilloso.

Sin embargo, reconoció que en aspectos como la sazón, el cubano promedio suele casarse con el ajo y el comino, que matan el sabor de cierto plato, así como el recurrente y socorrido puré de tomate.

Contra esa falta de información va Cocina es identidad, un libro que abre todo apetito posible, aunque en este gran bazar solo puede saciarse, cuando más… el literario. (Prensa Latina)  

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Redacción Tiempo21

Encargada de realizar todo el trabajo del Grupo Internet y Tiempo21. Integrada por un Editor-jefe, dos editoras, un fotorreportero y camarógrafo, un director de fotografía y camarógrafo y un desarrollador Web. Es un equipo multidisciplinario y multioficio, que desarrolla las principales labores del Periodismo Hipermedia. Además de tiempo21, tiene un canal de Video-TV, y otros espacios. @tiempo21cuba

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


9 − = cinco