Las Tunas, Cuba. Martes 22 de Agosto de 2017
Home > Cultura > Suenan bandas de música por toda Cuba

Suenan bandas de música por toda Cuba

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Rafael Lam
Colaborador de Prensa Latina

La Habana.- Las bandas de concierto se remontan al siglo XIX. Ellas fueron el eje de la vida musical de los pueblos, y la institución donde muchos encontraron las aspiraciones de aprender a tocar música.

Sus antecedentes se remontan a la Edad Media, época en que los juglares actuaban en las plazas y ferias de los pueblos. Y a su vez esas agrupaciones de las retretas devinieron en grupos de música nueva, como fue el caso de las bandas de Dixielan, primera manifestación del jazz.

La Banda Nacional de Concierto, liderada por Guillermo Tomás, se fundó en septiembre de 1899, en un contexto cultural donde los formatos de música popular pusieron en alto el nombre de Cuba en el mundo.

Este formato instrumental fue el que más se generalizó en la Isla, justo en la época en que no existían los tocadiscos, grabadoras y televisores. Su música, por tanto, se hacía escuchar todos los días en parques, iglesias, plazas, ayuntamientos, establecimientos comerciales y demás lugares donde se concentraba la vida cotidiana de los pueblos.

Entonces el acceso a los círculos culturales y artísticos estaba cerrado para los estratos más humildes de la población, en especial para los negros, como consecuencia de la discriminación racial imperante en la sociedad.

A partir de entonces, las bandas asumen una amplia y variada gama de géneros musicales, adaptables a las multitudes con el objetivo de facilitar el desarrollo cultural y artístico de estos sectores, ganando así un espacio importante en el entorno sonoro de la ciudad. En un inicio, ellas se asociaron a los ayuntamientos, cuerpos de Policías y Bomberos, y otros organismos armados. Sus funciones estaban directamente relacionadas con las actividades de dichas instituciones.

Los miembros de las bandas se dividían en profesores y educandos, además de constituir un espacio para el adiestramiento de quienes incursionaban en la música. Muchos de los instrumentistas que integraron las orquestas sinfónicas y agrupaciones de música popular proceden de estas bandas, consideradas verdaderos conservatorios del pueblo.

En Cuba muchos de los instrumentos de las bandas como el bombo, los redoblantes y los platillos, entre otros, se introdujeron en las congas ambulantes que ya habían tenido su influencia de la orquesta típica o de viento, según precisa el musicólogo e investigador Helio Orovio.

En la capital del país, las retretas tenían lugar en la Plaza de Armas, de siete a nueve de la noche, cuando el cañonazo indicaba la hora en que cerraban las puertas de las murallas y los habaneros se recogían en sus casas. A estos encuentros concurrían las familias criollas, y los jóvenes de ambos sexos paseaban y se regodeaban alrededor de los músicos.

El cronista W.M.L. Jay apuntó en uno de sus escritos que “la retreta ocupa el lugar de nuestras visitas nocturnas y el paseo, hace las veces de nuestras visitas matinales”.

Mientras, en su libro La fidelísima Habana, Williams H. Hurlbut, escribió: “La plaza de Armas de La Habana es una vívida experiencia de esto, y es el punto de reunión nocturna de todos los que encuentran tiempo disponible para estar allí, y donde la banda militar del Gobernador toca de siete a nueve. Por ser libre para todos, los criollos la llaman la ópera del pobre”.

El repertorio que se interpretaba en estas retretas iba desde los pasodobles, contradanzas, rigodones y otros géneros españoles, hasta las oberturas, marchas e himnos. Ya en el siglo XX surgieron bandas en las ciudades y localidades principales del país.

De sus filas salieron muchos de los grandes músicos cubanos como Rubalcaba, Richard Egües, Juan Formell y Rubén González. Por ello muchos especialistas las consideran conservatorios musicales con eminentes maestros. (Prensa-Latina)

 

 

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Redacción Tiempo21

Encargada de realizar todo el trabajo del Grupo Internet y Tiempo21. Integrada por un Editor-jefe, dos editoras, un fotorreportero y camarógrafo, un director de fotografía y camarógrafo y un desarrollador Web. Es un equipo multidisciplinario y multioficio, que desarrolla las principales labores del Periodismo Hipermedia. Además de tiempo21, tiene un canal de Video-TV, y otros espacios. @tiempo21cuba

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


6 × dos =