Lecturas

Nuestro artista guerrillero

Camilo Cienfuegos.claudia otazua poloClaudia Otazua Polo
(Estudiante de Periodismo)
Claudia@rlibertad.icrt.cu

Sus manos pudieron tallar monumentales esculturas, o dibujar trazos en un lienzo, como los grandes del Renacimiento. Camilo Cienfuegos cambió el cincel por el fusil, los museos por la Sierra Maestra, la vocación del pintor por la convicción del revolucionario.

Por cuestiones económicas abandonó Camilo sus estudios en la Academia Nacional de Bellas Artes San Alejandro, pero cumplió el sueño del artista: crear una obra trascendental, esa por la que se le recuerda la vida toda.

Y por ella vino desde México en el yate Granma, libró combates, dirigió columnas invasoras. La Revolución cubana tiene también el sello de una sonrisa y un sombrero alón.

El Comandante Camilo es un héroe de la Patria, del pueblo. Es un héroe al que amamos, no como un Dios que de tanto ensalzarlo pareciera perder su condición humana, no, amamos al hombre todo carisma, todo voluntad y devoción, por su gente y su país.

¡Cuánto tuviera para dar si estuviera entre nosotros! ¡Cuánto no añadiría, con ese perfeccionismo propio del artista, a esta pieza que llamamos Revolución! Espero que nosotros, los escultores de hoy, no andemos equivocando sus bocetos.

Camilo cumpliría 81 años, y aún evoco la imagen del joven que bajó de las montañas con su uniforme verde olivo. Donde esté, en mar o tierra, Comandante del pueblo, Héroe de Yaguajay, Señor de la Vanguardia, nuestro artista guerrillero, ¡felicidades!

Artículos relacionados

Festival de Cine de La Habana enfoca sus orígenes y hacia el futuro

Redacción Tiempo21

La Carta Magna, expresión de la justicia social de la Revolución

Redacción Tiempo21

Fidel Castro, el comunicador que conocimos

Redacción Tiempo21

Enviar Comentario


tres + = 9