Las Tunas, Cuba. Domingo 22 de Octubre de 2017
Home > Especiales > Historia > Reynaldo Bermúdez y Ador Baldonado: unidos en la historia por sus natalicios e idelaes

Reynaldo Bermúdez y Ador Baldonado: unidos en la historia por sus natalicios e idelaes

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

maura pena machadoMaura Peña Machado
taura@rvictoria.icrt.cu


“Tienen las gentes humildes sacrificios heroicos” dijo José Martí y apuntaba:”…un mártir es como padre y como hermano de los hombres en cuyo beneficio muere”. (TR) Hoy dedicamos estas líneas al recuerdo de dos valerosos revolucionarios que la historia unió en su natalicio y en sus ideales: “Reynaldo Bermúdez Rodríguez y Ador Baldonado Pupo.”

Reynaldo Bermúdez Rodríguez Nació en Barajaguá, en la zona de Holguín, y Ador Baldonado Pupo en el Cerro de Caisimú, en Las Tunas el 6 de enero de los años l936 y 1938. Ambos de familias muy humildes.

Reynaldo era el mayor de 12 hermanos del matrimonio de Emilio y Adalbina. Aprendió a leer y escribir con un maestro privado quien le enseño hasta el tercer grado, ya que para ayudar al sustento familiar comienza a trabajar en 1952 en un Servicentro por un mísero salario.

Muy joven se da cuenta de los abusos y privaciones a que era sometido el pueblo despertándose en él el sentimiento de rebeldía que lo llevaría a incorporarse al Movimiento 26 de Julio sirviendo de mensajero entre los grupos que operaban alrededor de la ciudad de Las Tunas. Recogió entre sus amistades zapatos, ropas, cigarrillos, alimentos y medicinas para los combatientes. Además de participar en acciones de sabotaje en la zona de Mayarí, en la provincia de Holguín.

Identificado como revolucionario, y miembro activo del Movimiento 26 de Julio Reynaldo encubría su labor clandestina empleado como chofer en un carro fúnebre, el cual utilizaba para las acciones y el traslado de los cadáveres de los rebeldes. Miembro de la Columna 12 “Simón Bolívar”, Reynaldo Bermúdez, utilizaba su casa como almacén de armas y albergue para sus compañeros de lucha.

Al igual que Reynaldo Bermúdez, el tunero Ador Baldonado Pupo germinó como un destacado luchador clandestino. Su niñez estuvo marcada por los rigores de la pobreza, debido a la muerte del padre, un puertorriqueño nombrado José que se empleaba como panadero y su madre Eulalia, una campesina de la zona del Cerro de Caisimú, en Las Tunas.

Ador estudió en la única escuela de la zona hasta el cuarto grado, porque tuvo que incorporarse al trabajo agrícola en la colonia Santa Isabel, cercana al Cerro, para ayudar a su mamá. Fue uno de los primeros en incorporarse a la lucha clandestina, mediante el Movimiento 26 de Julio. Luego se sumó a la guerrilla en uno de los pelotones de la Columna 12 “Simón Bolívar” a las órdenes de Marcos Carménate, con quien participó en diferentes acciones revolucionarias.

Reynaldo Bermúdez Rodríguez y Ador Baldonado Pupo, forman parte de la historia de la Revolución cubana, están inscriptos en las páginas inolvidables de las luchas por quintar la verdadera libertad, y sus nombres se recuerdan al cumplirse este 6 de enero un aniversario más de sus natalicios.



Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Redacción Tiempo21

Encargada de realizar todo el trabajo del Grupo Internet y Tiempo21. Integrada por un Editor-jefe, dos editoras, un fotorreportero y camarógrafo, un director de fotografía y camarógrafo y un desarrollador Web. Es un equipo multidisciplinario y multioficio, que desarrolla las principales labores del Periodismo Hipermedia. Además de tiempo21, tiene un canal de Video-TV, y otros espacios. @tiempo21cuba

Un comentario

  1. Iris Leydis Rodriguez Avila

    conocer de la historia

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


+ ocho = 16