Las Tunas, Cuba. Domingo 22 de Octubre de 2017
Home > Especiales > Lecturas > Día de Reyes

Día de Reyes

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

reyes-magos-caminando-cieloada cristina higuera turAda Cristina Higuera Tur
adacrist@enet.cu

Muchas son las personas que se lamentan por lo triste que les resultó saber, cuando crecieron, que los Reyes Magos no existían, que ese era un desempeño propio de los padres que se esforzaban por suplir el lugar de estos fantasiosos personajes que cada 6 de enero cumplían la misión de llevarles obsequios como premio a su buena conducta.

Conocer la verdadera identidad de Gaspar, Melchor y Baltasar implicaba cierto despertar en medio de la inocencia y suponía un sentimiento de frustración, en algunos casos, que luego no comprendían la razón de las cartas, los recipientes para que los camellos tomaran agua y hasta el pasto que les serviría también de alimento.

Creer o no creer ya se ha convertido en algo opcional para quienes, a pesar de los descubrimientos, insisten en seguir la tradición y todavía se dejan convencer con aquello de “espera a ver qué te traerán los Reyes si sigues con ese mal comportamiento”.

De alguna manera los pequeños de hoy, quizás mucho más pícaros y vivaces que los de antaño, sueñan y esperan ser sorprendidos mediante una costumbre que poco a poco se reanima entre las familias cubanas y se enriquece según las iniciativas de los miembros del hogar.

El origen de esta celebración nos llega desde la Biblia, texto en el cual se narra el camino que hicieron tres magos (en esa época así se conocía a los sabios o astrónomos) que fueron siguiendo una estrella hasta llegar a Belén.

Los Reyes Magos de Oriente fueron visitantes que, tras el nacimiento de Jesús de Nazaret, acudieron desde países extranjeros para rendirle homenaje y entregarle regalos de gran riqueza simbólica: oro, porque también era Rey; incienso por ser creado por el Espíritu Santo y mirra por su condición de hombre.

De ahí que en varias naciones, principalmente hispanohablantes, se mantenga el rito de representarlos como parte del pesebre junto al niño, su padre José y María, su madre. Con el paso del tiempo este pasaje bíblico se interpretó como la significación de los hombres buscadores de Dios, en cualquier tiempo y lugar.

Se mezclan de tal modo realidad y fantasía para recrear una historia linda que recuerda que nada tiene de malo la candidez y la ingenuidad. En tanto, se deja a un lado extravagancias, caprichos y excentricidades que solo buscan marcar diferencias entre los que más tienen y pueden.

En aras de defender actitudes nobles, seguramente esta mañana despertaron muchachos ansiosos buscando al lado del arbolito de navidad algún paquetico o una simple postal que los reconfortara y hasta premiara por sus logros y comportamientos, independientemente de que vengan de manos de los Reyes o de papá y mamá.



Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Redacción Tiempo21

Encargada de realizar todo el trabajo del Grupo Internet y Tiempo21. Integrada por un Editor-jefe, dos editoras, un fotorreportero y camarógrafo, un director de fotografía y camarógrafo y un desarrollador Web. Es un equipo multidisciplinario y multioficio, que desarrolla las principales labores del Periodismo Hipermedia. Además de tiempo21, tiene un canal de Video-TV, y otros espacios. @tiempo21cuba

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


nueve − 8 =