Las Tunas, Cuba. Lunes 23 de Abril de 2018
Home > Opinión > Enseñanza artística cubana vs bloqueo de Estados Unidos

Enseñanza artística cubana vs bloqueo de Estados Unidos

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Yaymara Villaverde Marcé
yvm@ain.cu

La Enseñanza Artística en Cuba es desde su fundación una oportunidad al alcance de los que posean actitudes, único requisito indispensable para matricular en las instituciones dedicadas a este fin.

En la mayor de las Antillas se pueden iniciar los estudios en cualquier manifestación de la música, las artes plásticas, el teatro y la danza, desde edades tempranas y sin costo alguno.

Dicha democratización se hizo realidad hace 50 años, cuando por iniciativa del Comandante en Jefe Fidel Castro se inauguró la Escuela Nacional de Arte, y a partir de la experiencia este sistema de enseñanza se extendió al resto  del país.

De tan singular manera se iniciaba una de las obras más trascendentales y hermosas de la Revolución, gracias a la cual existen hoy en la Isla 46 centros docentes destinados a tal instrucción.

Más de una docena imparten el nivel elemental, siete incluyen, además, el nivel medio; seis son de carácter nacional -incluido el Instituto Superior de Arte- y completan este escenario cultural formativo las Academias de Artes Plásticas y las de Instructores de Arte.

En general, esta enseñanza se ha sustentado en la instrucción especializada del más alto nivel y la formación humanista, y ha alcanzado reconocido prestigio internacional por la calidad de sus graduados y rigor técnico artístico.

Puede decirse que los éxitos de la cultura cubana transitan por la existencia de este sistema, por lo que no es casual que este sea uno de los blancos del acoso estadounidense contra el desarrollo económico, científico, cultural y social del pueblo cubano.

El bloqueo impuesto por el gobierno de Washington contra La Habana exhibe consecuencias directas sobre los sectores educacional y cultural, y en relación con la enseñanza artística provoca afectaciones que repercuten en la calidad del aprendizaje y la creación.

La base material de estudio para la formación de artistas figura entre los medios educativos más costosos en el mundo, y a la corriente dificultad para obtenerla,  se suman los obstáculos de una política hostil anticubana y antihumana sostenida durante medio siglo por sucesivas administraciones norteamericanas.

Por este asedio se ve limitada la adquisición de insumos y materiales necesarios para el estudio de las diferentes disciplinas, como los instrumentos para música, los óleos, acrílicos y pinceles para las artes plásticas; y las zapatillas y vestuarios de los estudiantes de ballet y danza.

La guerra económica contra Cuba en este ámbito se evidencia, además, en las restricciones de intercambio académico, y de compra de libros de lectura musical, cuadernos de hojas pautadas y cuerdas para guitarra, violín, violonchelo y contrabajo, medios que se adquieren a altos precios en el mercado internacional.

Muchos de los instrumentos deficitarios han resultado más costosos, al tener que conseguirse mediante terceros países.

Indudablemente, las trabas han generado circunstancias adversas a las posibilidades de un mayor desarrollo de habilidades de niños y jóvenes, pero han sido combatidas mediante la inventiva y perseverancia de los profesores cubanos, altamente capacitados y comprometidos con su labor.

El actual presidente de Estados Unidos, Barack Obama, mantiene intacta dicha política prestando oídos sordos a los crecientes e intensos reclamos de la comunidad internacional y en las sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas, donde la nación caribeña es siempre respaldada por abrumadora mayoría.

Pese a los efectos de tal guerra, el gobierno cubano ha priorizado la asignación de recursos materiales y financieros indispensables para la educación de sus hijos -que es paradigma en el área- y no renuncia a seguir propiciando a los estudiantes de los centros de arte las posibilidades y medios para su preparación.

En la provincia de Guantánamo -por ejemplo- a casi un millar de kilómetros al Este de La Habana y con sus tres cuartas partes cubiertas por montañas, coexisten tres instituciones de enseñanza artística: la Escuela Vocacional Regino E. Boti, la de Instructores de Arte y la Academia Provincial para la instrucción en la plástica.

Allí se adiestran con éxito, en las diferentes manifestaciones, más de medio millar de alumnos provenientes de todas las localidades del territorio -hasta las más recónditas-, quienes en poco tiempo emergerán como artistas y alentarán el auge estético de sus comunidades.

De igual forma ocurre en el resto de la Isla, cuyo pueblo y Gobierno han demostrado que ningún cerco podrá impedir su ascendente desarrollo artístico, que centellea hasta en intrincadas serranías, apegado a los valores de la cultura e identidad nacional. (Agencia Cubana de Noticias)    

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Redacción Tiempo21

Encargada de realizar todo el trabajo del Grupo Internet y Tiempo21. Integrada por un Editor-jefe, una editora, un fotorreportero y camarógrafo, un director de fotografía y camarógrafo y un desarrollador Web. Es un equipo multidisciplinario y multioficio, que desarrolla las principales labores del Periodismo Hipermedia. Además de tiempo21, tiene un canal de Video-TV, y otros espacios. @tiempo21cuba

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


3 + seis =