Las Tunas, Cuba. Miércoles 18 de Julio de 2018
Home > Opinión > UNICEF, el hada madrina de nuestros niños

UNICEF, el hada madrina de nuestros niños

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

darletis leyvaDarletis Leyva González
darletislg@rvictoria.icrt.cu

Las Tunas.- Cuando la pequeña María me mira, con sus preciosos ojos azules, descubro un halo de tristeza y sufrimiento dibujado en su expresiva mirada. Al saludar lo hace con el fundamento de la persona adulta y la pícara sonrisa asoma como señal del gusto que le da verte. Solo tiene ocho años y parece que el desarrollo no piensa asomar todavía; su cuerpo frágil y delgado anda como tambaleándose y da fe de cuanto esta niña ha sufrido debido al maltrato.

Ante la menor travesura su progenitora no vacila para darle una bofetada, un empujón, un pellizco e incluso un cocotazo, que no frenan ni las secuelas que ya tiene la niña por los golpes en la cabeza que le ha dado su mamá. Cuando le repasa las lecciones es un concierto de palabras groseras y golpes, siempre los golpes, porque no sabe la resta o se equivoca en la suma.

Quizás esa bestia bendecida con el don de ser madre no sabe que existe una organización que respalda a su pequeña, creada el 11 de diciembre de 1946, por la Asamblea General de las Naciones Unidas, en su primera sesión: “United Nations International Children´s Emergency Fund” o más conocida por sus siglas como UNICEF, Fondo de Naciones Unidas para la Infancia, que protege los Derechos del Niño.

En 1959 la Asamblea General de Naciones Unidas adoptó una Declaración de los Derechos del Niño que significaba un cambio en el enfoque de trabajo de UNICEF; desde ese momento su misión sería la defensa de los derechos de la infancia y no solo la asistencia a la infancia vulnerable. Se había comprobado que resolver el hambre y las enfermedades no acababa con la pobreza y para ello era necesario realizar programas con una visión global.

Desde 1989 UNICEF se guía por lo dispuesto en la Convención sobre los Derechos del Niño y se esfuerza por conseguir que esos derechos se conviertan en principios éticos perdurables y normas internacionales de conducta hacia los pequeños.

Esta convención es el tratado más ampliamente ratificado en la historia y en él se establecen los derechos para que las niñas y los niños desarrollen su pleno potencial y no sufran a causa del hambre, la necesidad, el abandono y los malos tratos.

Lo que la madre de la protagonista de nuestra historia no sabe es que la UNICEF ampara a su niña con el derecho a la supervivencia; al desarrollo pleno; a la protección contra influencias peligrosas, los malos tratos y la explotación; y tiene que favorecer la plena participación en la vida familiar, cultural y social.

Los cuatro principios fundamentales de la Convención son la no discriminación; la dedicación al interés superior del niño; el derecho a la vida, la supervivencia y desarrollo; y el respeto por los puntos de vista del niño. Todos los derechos que se definen en la Convención son inherentes a la dignidad humana y el desarrollo armonioso de los infantes.

El Héroe Nacional de Cuba, José Martí dijo que los niños son los que saben querer y los llamó la esperanza del mundo, por eso la constitución de la República de Cuba ampara los derechos de los menores y los códigos civil y penal son estrictos veladores de la protección de nuestros niños.

El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia ha reconocido siempre la labor de Cuba en el respeto a los derechos de los niños; entonces historias de víctimas y victimarios no podemos permitir que se repliquen en nuestra sociedad.

La alegría de un hogar son los niños; suyos son el mundo de la fantasía y la inocencia, las travesuras, la sinceridad…ellos son como una frágil flor que hay que regar todos los días con nuestras mejores acciones y sentimientos.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Redacción Tiempo21

Encargada de realizar todo el trabajo del Grupo Internet y Tiempo21. Integrada por un Editor-jefe, una editora, un fotorreportero y camarógrafo, un director de fotografía y camarógrafo y un desarrollador Web. Es un equipo multidisciplinario y multioficio, que desarrolla las principales labores del Periodismo Hipermedia. Además de tiempo21, tiene un canal de Video-TV, y otros espacios. @tiempo21cuba

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


tres × 9 =