Las Tunas, Cuba. Miércoles 18 de Octubre de 2017
Home > Cultura > Solsticio de adivinadores en Festival de Cine de La Habana

Solsticio de adivinadores en Festival de Cine de La Habana

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

festival cine latinoamericaFausto Triana

La Habana.- El 21 de diciembre llega el solsticio de invierno o se acaba el mundo, pero nos quedará la satisfacción para entonces de conocer los premios del 34 Festival del Nuevo Cine Latinoamericano de La Habana.

En realidad, solsticio de invierno, que anunciaba la Navidad de los celtas y los romanos, será a todas luces un tímido soplo gélido en Cuba, donde desde los tiempos en que no se hablaba de cambio climático, las temperaturas tropicales mandaban.

Apenas en sus primeros días de proyecciones, el Festival habanero del séptimo arte comienza a imponer su ritmo a la urbe que, tradicionalmente, se rinde ante el encanto de los hermanos Lumière. De boca en boca, los cinéfilos se arropan con trajes de críticos.

Largas filas en las principales salas y comentarios con aires doctorales de películas de Argentina -siempre favoritas aquí-, Colombia, Brasil, México o Chile, entre otras, marcan las primeras tendencias.

Del 21 de diciembre ya casi nadie se preocupa, porque una delegación de los mayas de visita en Cuba aseguró categóricamente que la supuesta profecía del final del mundo era un error de apreciación en el tiempo.

Entonces, como no será necesario irse a Bugarach, el pequeño pueblito francés, destacado en calidad de refugio para la salvación de un puñado de personas, por chamanes, esotéricos y supuestos especialistas.

Bufanda en ristre, los faranduleros de La Habana absorben las veladas para los noctámbulos. Conciertos de diversos géneros y los nombres de la mexicana Julieta Venegas, el argentino Fito Páez y el italiano Zucchero en el ambiente.

Y el cine, generoso y amplio como nunca. Ya se escuchan aplausos sobrios pero firmes para Elefante Blanco, del argentino Pablo Trapero; La Sirga, del colombiano William Vega; Carne de Perro, del chileno Fernando Guzzoni; y Días de Pesca, del argentino Carlos Sorín.

Se aguardan con fruición de celuloide, la chilena Violeta se fue a los cielos, del chileno Andrés Wood; La playa DC, del colombiano Juan Andrés Arango; La película de Ana, del cubano Daniel Díaz Torres; y No, del chileno Pablo Larraín.

De todas formas, adivinar los laureados en un encuentro festivalero siempre conduce a la afamada bola de cristal. A fin de cuentas, los jurados son impredecibles y casi nunca coinciden con la opinión de críticos, comentaristas y, mucho menos, público.

Como para eso existen los jurados, me permito adelantar un punto de vista de cara al premio Glauber Rocha que conceden los medios extranjeros en esta capital con el auspicio de Prensa Latina: de momento, marchan bien Elefante Blanco y La Sirga. (Prensa Latina)  

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Redacción Tiempo21

Encargada de realizar todo el trabajo del Grupo Internet y Tiempo21. Integrada por un Editor-jefe, dos editoras, un fotorreportero y camarógrafo, un director de fotografía y camarógrafo y un desarrollador Web. Es un equipo multidisciplinario y multioficio, que desarrolla las principales labores del Periodismo Hipermedia. Además de tiempo21, tiene un canal de Video-TV, y otros espacios. @tiempo21cuba

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


siete × 7 =