Las Tunas, Cuba. Martes 24 de Octubre de 2017
Home > Salud > Heberprot-P: una nueva esperanza para los pacientes diabéticos

Heberprot-P: una nueva esperanza para los pacientes diabéticos

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Dra Isabel-Heberprot-Pindira piletaIndira Pileta
indira@rvictoria.icrt.cu

Las Tunas.- En el área perteneciente al policlínico Manuel Pity Fajardo, de esta ciudad, la doctora Isabel García, es la encargada de aplicar el Heberprot-P, un novedoso medicamento con el que se han tratado 25 pacientes en lo que va de año, todos con resultados satisfactorios.

Sobre las vías por la que los pacientes llegan al tratamiento, conversa Tiempo21 con la doctora Isabel.

“Las vías para llegan a la consulta son varias: remitidos por el médico de la familia, después de ser detectados en el terreno del podólogo, desde la consulta integral de atención a diabéticos de los policlínicos o desde los hospitales, donde son remitidos por los angiólogos.

“Una vez en la consulta y por supuesto antes de aplicarles el medicamento, los pacientes son sometidos a una serie de análisis complementarios para ser compensados, pues deben tener un control metabólico adecuado y no deben tener asociados ninguna sepsis”.

¿Cualquier diabético es propenso a que le aparezca una úlcera?

“Si. Precisamente el pie diabético es una de las complicaciones de la enfermedad. Debido a la propia patología, ellos pierden la sensibilidad en esa área por lo que un leve rasguño puede convertirse en una úlcera.

“Siempre les recomendamos a los pacientes que cuiden mucho sus pies pues es una zona vulnerable. Ellos no deben caminar descalzos, deben evitar pisar piedras, clavos, vidrios o algún otro objeto filoso, tampoco deben cortase solos las cutículas ni las uñas, sino que deben asistir al podólogo.

“En muchos casos ocurre que los pacientes son personas mayores, no reparan a tiempo en la lesión y llegan a nosotros muy deteriorados pero en muchas otras ocasiones esperan en sus casas pensando en que solos podrán curarlas y estas alcanzan una gran magnitud. Lo correcto es que inmediatamente después de notarlas se dirijan a los lugares dispuestos para atender a los diabéticos”.

¿Cómo se aplica el Heberprot-P y cuáles son sus beneficios?

“Su aplicación es intralesional o sea, se aplica dentro y en los alrededores de la afección. Depende del grado de la lesión y aunque está estipulado que sean 24 sesiones, el médico puede valorar aplicar un poco más dependiendo de la evolución del paciente.

“El mayor beneficio es que disminuye considerablemente el riesgo de amputación y además permite que la lesión del paciente mejore en un periodo más corto de tiempo pues favorece el proceso de cicatrización.

“Antes de que se creara este medicamento el paciente con una úlcera del pie diabético solo tenía dos opciones: o mejoraba o se le amputaba el miembro, ahora tiene una nueva alternativa”.

Méritos indudables

El uso del Heberprot-P ha tenido un gran impacto, debido en buena medida a que no existe otro producto que pueda tratar las lesiones del pie diabético con similar efectividad.

Su importancia se incrementa debido a que una proporción creciente de pacientes no responden a tratamientos tradicionales y a que no existen productos en el mercado para las úlceras grado tres y cuatro, para las isquémicas, ni para las superiores a los 20 centímetros cuadrados.

Sin embargo, el principal mérito del Heberprot-P es la mejora significativa de la calidad de vida de los enfermos.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Redacción Tiempo21

Encargada de realizar todo el trabajo del Grupo Internet y Tiempo21. Integrada por un Editor-jefe, dos editoras, un fotorreportero y camarógrafo, un director de fotografía y camarógrafo y un desarrollador Web. Es un equipo multidisciplinario y multioficio, que desarrolla las principales labores del Periodismo Hipermedia. Además de tiempo21, tiene un canal de Video-TV, y otros espacios. @tiempo21cuba

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


1 − uno =