• Portada
  • Las Tunas
  • Agropecuarios de Las Tunas trabajan para minimizar posibles daños del huracán Sandy
Las Tunas

Agropecuarios de Las Tunas trabajan para minimizar posibles daños del huracán Sandy

ganado-vacunoraul estrada zamoraRaúl Estrada Zamora
estrada@enet.cu

Las Tunas.- Los trabajadores del sistema de la agricultura en la provincia de Las Tunas comenzaron desde ayer a cosechar más de cinco mil toneladas de viandas y frutas que pudieran ser dañadas por el azote del huracán Sandy, que según el Centro de Pronósticos del Instituto de Meteorología de Cuba entrará en horas de esta noche por la parte suroriental del país.

De acuerdo con los expertos, “Sandy” afectará, principalmente, a los territorios de Guantánamo, Santiago de Cuba, Granma, Holguín y Las Tunas, cuya capital, de igual nombre, es esta ciudad, ubicada a 690 kilómetros al este de La Habana.

El ingeniero Omar Pérez López, delegado en funciones del Ministerio de la Agricultura en esta demarcación, dijo a Tiempo21 que se prioriza la cosecha de 397 hectáreas de plátano, cuya producción estimada es de unas dos mil 800 toneladas, porque se trata de un cultivo muy vulnerable a los vientos que sobrepasan los 60 kilómetros por hora.

Explicó que en el caso de la yuca, ya se extrajeron de los campos 70 toneladas, pero se redoblan los esfuerzos para sacar la mayor cantidad posible de la que pudiera afectarse por las inundaciones.

Pérez López aseguró que para prevenir daños mayores, igualmente se labora en la cosecha de fruta bomba o papaya, pues también ese tipo de plantación es relativamente frágil a los vientos, y hay ahora unas 600 toneladas listas para el consumo.

Respecto a la ganadería, Tiempo21 conoció que están trasladándose unos 21 mil 600 animales vacunos hacia zonas altas, y se adoptan medidas para proteger al resto de las especies, tanto llevando los ejemplares hacia lugares seguros como garantizándoles el agua y la comida necesarias.

Por otra parte, los trabajadores del sistema de la agricultura en Las Tunas, integrado por unos 40 mil empleados, la mitad de ellos campesinos y cooperativistas, tratan de contrarrestar las posibles afectaciones del ciclón Sandy mediante el apuntalamiento de techos en granjas y almacenes, y el movimiento de fertilizantes, piensos y otros recursos hacia sitios más seguros.

Teniendo en cuenta la experiencia sufrida en 2008, cuando el huracán Ike arrasó los sembrados y las instalaciones, y diezmó los rebaños, las piaras porcinas y los gallineros, esta vez los agropecuarios están siendo más previsores, hasta el punto de proveerse de los necesarios medicamentos veterinarios y recursos fitosanitarios.

Quizás uno de los efectos más lamentables de este ciclón que se les viene encima a los tuneros sea el deterioro del ya muy degradado suelo de su provincia, porque padece de un acentuado ataque de la erosión, la salinidad, el mal drenaje y la falta de suficientes nutrientes naturales. Como se sabe, las inundaciones barren con la capa vegetal.



Artículos relacionados

Dona organización estadounidense sillas de ruedas a discapacitados de Las Tunas

Adalys Ray Haynes

Recuerdan aniversario de la Comandancia de San Joaquín

Yeisnel Vázquez

Modernizarán tecnología para la producción industrial del Combinado 25 de Diciembre en Puerto Padre

Redacción Tiempo21

Enviar Comentario


1 − uno =