Las Tunas, Cuba. Miércoles 18 de Octubre de 2017
Home > Las Tunas > Abonando caminos hacia la soberanía alimentaria

Abonando caminos hacia la soberanía alimentaria

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

raul estrada zamoraalimentos agricolasRaúl Estrada Zamora
estrada@enet.cu

Las Tunas.- Los trabajadores agrícolas de la provincia de Las Tunas van conduciendo gradualmente a su sector hacia la plena recuperación, como paso previo para lograr, por supuesto que a muy largo plazo, la sostenibilidad y la soberanía alimentarias.

Lo confirma el hecho de que el día 8 del pasado mes se cumplieron cuatro años del devastador azote del huracán Ike a esta zona del oriente cubano, donde literalmente arrasó con los sembrados y causó enormes daños a la ganadería, los recursos forestales y la infraestructura agropecuaria; sin embargo, hoy el sistema de la agricultura muestra resultados, en muchos casos sin precedentes, aunque aún la oferta de alimentos no satisface la demanda, los rendimientos siguen siendo bajos y los precios, demasiado altos.

De acuerdo con un informe divulgado en esta ciudad, capital de la provincia de igual nombre, 690 kilómetros al este de La Habana, con motivo de celebrarse el Día Mundial de la Alimentación, desde enero hasta la fecha los agricultores tuneros sembraron más de 28 mil 100 hectáreas de viandas, hortalizas, granos, arroz y frutas, y vendieron al Estado 102 mil 500 toneladas de esos alimentos.

En ambos casos las cifras superan los planes y muestran que se creció un 26 por ciento en las siembras y un 52 por ciento en las cosechas, en comparación con similar etapa del año anterior.

También se incrementó la extracción y venta de leche vacuna, aunque se incumplieron las metas para el período, pero sin afectar la distribución a niños, enfermos, ancianos, embarazadas y otras personas que requieren con prioridad ese alimento.

Una de las ramas que da mejores signos de recuperación es la apicultura, pues la producción de miel, cera y propóleos marcha excelentemente, hasta ahora.

Otro de los renglones en que se alcanzaron los pronósticos es la oferta de carne de cerdo, tanto a la industria como a la población, pero aún no se satisface la demanda, y esa es una de las razones por las cuales los precios de los cárnicos siguen demasiado altos, mientras su consumo es aún insuficiente.

Para superar, en el campo, los obstáculos

Al hablar de logros e ineficiencias, es justo plantear que la agricultura en Las Tunas, como en todas partes de Cuba, vive bajo los efectos de constantes amenazas y debilidades que le obstruyen el camino hacia la sostenibilidad y la plena soberanía, y en cambio cuenta con fortalezas y oportunidades no siempre bien aprovechadas.

Entre las fuerzas adversas se encuentra la escasez de agua durante gran parte del año, pues esta es la provincia donde menos llueve en Cuba, y apenas cuenta con sistemas de riego para un 20 por ciento de su superficie agrícola.

A eso se une la baja fertilidad de los suelos, afectados en más del 70 por ciento por la salinidad, la erosión, el defectuoso drenaje, la rápida evaporación a causa de las altas temperaturas, la deforestación y el deficiente manejo agroecológico por parte de algunos productores, sin descontar el azote de las plagas, y la contaminación hídrica y atmosférica, entre otros elementos.

Aparte de esos graves impactos medioambientales, Las Tunas es víctima de los altos precios de las tecnologías y los insumos agropecuarios en el mercado internacional, situación agudizada por el prolongado y genocida bloqueo de Estados Unidos contra Cuba, impuesto, y recrudecido cada día más, con el fin de matar por hambre y enfermedades al pueblo de este caribeño archipiélago.

Súmense a esas realidades, errores organizativos en la contratación, la producción y la venta de alimentos, problemas que no faltan, aunque existe todo un programa encaminado a resolverlos, a partir de los lineamientos aprobados en abril de 2011 por el Sexto Congreso del Partido Comunista de Cuba y otras medidas encaminadas a actualizar el modelo económico cubano, a fin de preservar y acrecentar las conquistas del socialismo.

Pero como ya quedó dicho, la agricultura tunera puede seguir enrumbándose hacia la sostenibilidad y la soberanía alimentarias, aprovechando sus fortalezas y oportunidades, y en primer lugar la voluntad política de la Revolución de elevar el nivel de vida del pueblo, mediante el incremento del consumo de productos más diversos y de mayor calidad, sobre todo con el creciente empleo de prácticas agroecológicas.

Hay también a disposición de los agropecuarios una amplia y eficaz red de centros docentes y de investigaciones vinculados a la producción, que cuentan con un extraordinario capital científico, humano, inmerso en el enfrentamiento a cada reto, desde el surco a los laboratorios de biotecnología, y desde ellos a la raíz de los problemas.

Lea más:

Reconoce la FAO logros del sector cooperativo cubano

Cooperativas agrícolas de Las Tunas contribuyen a mayor seguridad alimentaria

Un asesino en cada casa de Cuba


Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Redacción Tiempo21

Encargada de realizar todo el trabajo del Grupo Internet y Tiempo21. Integrada por un Editor-jefe, dos editoras, un fotorreportero y camarógrafo, un director de fotografía y camarógrafo y un desarrollador Web. Es un equipo multidisciplinario y multioficio, que desarrolla las principales labores del Periodismo Hipermedia. Además de tiempo21, tiene un canal de Video-TV, y otros espacios. @tiempo21cuba

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


dos × 7 =