Las Tunas, Cuba. Viernes 18 de Agosto de 2017
Home > Opinión > Eufemismos o palabras suaves

Eufemismos o palabras suaves

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

ada cristina higuera tureufemismosAda Cristina Higuera Tur
adacrist@enet.cu

En ocasiones los hablantes evitamos pronunciar una palabra concreta por considerarla grosera o porque va contra los usos y normas sociales, y la sustituimos por otra más suave. Esto es lo que llamamos eufemismo, o sea, una manifestación más decorosa de ideas cuya recta y franca expresión sería dura o malsonante.

De tal modo se define como eufemismo la denominación de servicio en lugar de baño o retrete; embarazo o encinta por preñez; dar a luz, alumbrar o traer al mundo en sustitución del término parir, el cual algunos consideran inadecuado sin razón, pues aparece registrado en el Diccionario de la Lengua Española con todas las de la ley.

Con el calificativo viejo pasa algo similar ya que a los ancianos preferimos llamarlos persona mayor, personas de edad, adulto mayor, abuelitos… Incluso muchos piensan que decirles viejos o viejas es una total falta de respeto; sin embargo, esta palabra dicha en un contexto familiar trasmite otro significado y más que una ofensa se convierte en un trato afectuoso entre amigos o de los hijos hacia los padres.

En relación con la edad, las féminas quizás somos una de las más innovadoras para referirnos a los años cumplidos con la ayuda de los eufemismos. Así se refleja en las frases mujer madura, entradita en años, medio tiempo y esta que en lo particular me parece muy graciosa: con experiencia acumulada.

A menudo en los medios de prensa se emplean expresiones como larga y penosa enfermedad reemplazando al término cáncer y el nombre de otras enfermedades que se caracterizan por un prolongado padecimiento antes de fallecer.

Asimismo cuando se trata de explicar que alguien murió a causa de un infarto decimos que fue una muerte repentina.

La intención siempre es cambiar aquellas voces que nos resultan duras y dolorosas por otras más delicadas. En definitiva, son temas sobre los cuales es molesto tratar. Entonces si tenemos que referirnos a la muerte escogemos las variantes perdió la vida o desapareció físicamente.

En torno a las gordas y los gordos existen varias alternativas para describir su contextura física. Unos dicen estar pasaditos de peso o llenitos, otros envuelticos en carne o con unas libras de más. Y en especial, en la norma cubana, a los niños obesos preferimos catalogarlos como hermosos.

Con todas siempre se busca evitar la ofensa con la selección de enunciados que resulten más agradables al oído; aunque en el fondo manifiesten el mismo mensaje.

Igual sucede con los pasaditos de trago, es decir, los borrachos, embriagados o ebrios. Solo que se refleja esa condición de manera más discreta y con este sentido también exponemos que está bebido, tomado o usamos la peculiar frase está en nota.

Estas son opciones que nos brinda el idioma. De seguro se conocerán muchísimas muestras más al respecto, sean eufemismos o palabras suaves.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Redacción Tiempo21

Encargada de realizar todo el trabajo del Grupo Internet y Tiempo21. Integrada por un Editor-jefe, dos editoras, un fotorreportero y camarógrafo, un director de fotografía y camarógrafo y un desarrollador Web. Es un equipo multidisciplinario y multioficio, que desarrolla las principales labores del Periodismo Hipermedia. Además de tiempo21, tiene un canal de Video-TV, y otros espacios. @tiempo21cuba

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


nueve − 5 =