Lecturas

Encuentro con la historia

ada cristina higuera tur

Ada Cristina Higuera Tur
adacrist@enet.cu

Visitar el Monumento al Cimarrón deviene encuentro con el pasado y una posibilidad exclusiva de disfrutar un paisaje espléndido desde lo alto del cerro donde se aprecian los restos de la explotación de las minas de El Cobre y el Santuario de la Virgen de la Caridad.

En la cima se halla, como premio a la constancia del trayecto, una singular pieza de bronce, hierro y otros metales que representa un llamado inquebrantable a la defensa de la memoria histórica, que atesora un sinnúmero de leyendas relacionadas con las ansias libertarias.

Esta obra escultórica de Alberto Lescay se erige majestuosa como signo que eterniza la presencia de aquellos hombres de raza negra que se levantaron contra el inhumano flagelo de la esclavitud.

Punto culminante de la Ruta del Esclavo, con casi 10 metros de altura, es muy frecuentado este sitio por los turistas y constituye un escenario ideal para las ceremonias en los Festivales del Caribe.

Quienes pasan por allí sienten ahora las bondades de un ascenso menos complicado, gracias a la construcción de una escalera de más de 300 peldaños, principal acción de remodelación a que fue sometido recientemente ese lugar, como necesaria alternativa.

Impresionante resulta también en medio de este paisaje la Galería de Arte Cielo Abierto y la belleza natural del llamado Lago Azul por el intenso color que impregna el sulfato de cobre a sus aguas, complementos de un conjunto declarado Monumento Nacional del Paisaje Cultural de El Cobre, por la UNESCO, dada su vinculación a la religión, la esclavitud y la minería.

Santuario Cielo Abiert Minas

Cerro

Lago Azul

Sendero

Monumento

 

Artículos relacionados

Festival de Cine de La Habana enfoca sus orígenes y hacia el futuro

Redacción Tiempo21

La Carta Magna, expresión de la justicia social de la Revolución

Redacción Tiempo21

Fidel Castro, el comunicador que conocimos

Redacción Tiempo21

Enviar Comentario


− seis = 1