Las Tunas, Cuba. Martes 12 de Diciembre de 2017
Home > Historia del Deporte en Las Tunas > Un zurdo que pudo hacer más

Un zurdo que pudo hacer más

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

juanemiliobatista1Juan E. Batista Cruz
jbatista@enet.cu

Buenos zurdos ha tenido Las Tunas en sus más de 100 años de béisbol y ya en la etapa final del siglo XX, contó con uno que vino desde el vecino municipio camagüeyano de Guáimaro para regalar a la afición local no pocas actuaciones excelentes, pero que, por sus condiciones, pudo hacer más en los exigentes calendarios de las series nacionales.

Idalberto González poseía todos los atributos necesarios para alcanzar posiciones cimeras en el pasatiempo nacional, mas cuando estaba en plenitud de forma, en el equipo de Camagüey no le dieron todas las oportunidades que merecía y, cuando se percató de que en Las Tunas podía lanzar con regularidad, ya su brazo se había lastimado.

A pesar de que su capacidad mermó, en el ocaso de su carrera tomó la tardía decisión de jugar con el equipo del municipio tunero de Colombia (Elia) y luchar después por un puesto en la novena de su vecina provincia para la Serie Nacional. En definitiva consiguió su objetivo y, sin lugar a dudas, constituyó un inestimable refuerzo para el entonces débil cuerpo local de serpentineros.

González Zamora participó en cinco series nacionales, las últimas tres con el equipo de Las Tunas, siempre en la condición de abridor, aunque en algunas ocasiones fue utilizado de relevista intermedio, debido a su magnífico control, considerable repertorio y la efectividad de sus rompimientos, combinados con una recta de unas 86 millas, de promedio.

En sus cinco campeonatos lanzó 106 partidos, 66 de ellos de abridor, completó 12 y acumuló 410,2 entradas de actuación, con balance de 20 victorias, la mayoría de ellas en su permanencia en Las Tunas, y sufrió 37 fracasos.

En su labor monticular totalizó 222 ponches y regaló 165 bases por bolas. Los bateadores contrarios le promediaron para 353 y le anotaron 150 carreras limpias, por lo que su promedio de efectividad fue relativamente alto con 5,48, números que, en mi opinión, no reflejan la realidad del quehacer de este zurdo que decidió tarde escoger el camino que le convenía.

Si se tiene en cuenta que cuando Idalberto González Zamora vino a Las Tunas en busca de mostrar su calidad desde la lomita, ya había presentado molestias en el brazo de lanzar y, por lo tanto, había mermado notablemente en sus potencialidades físicas.

Estoy convencido de que, si después que en su primera campaña con Camagüey no recibió las oportunidades que merecía, hubiera decidido pasar a Las Tunas en posesión de sus plenas facultades, la historia hubiera sido totalmente distinta y sus resultados en series nacionales serían infinitamente superiores.

De todas formas, el aporte del zurdo de Guáimaro es altamente valorado por los técnicos y la afición de esta provincia, que lo recuerda con cariño y respeto, como una gloria del béisbol en esta tierra que tiene el orgullo de ser centenaria en su práctica organizada y sistemática.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Redacción Tiempo21

Encargada de realizar todo el trabajo del Grupo Internet y Tiempo21. Integrada por un Editor-jefe, dos editoras, un fotorreportero y camarógrafo, un director de fotografía y camarógrafo y un desarrollador Web. Es un equipo multidisciplinario y multioficio, que desarrolla las principales labores del Periodismo Hipermedia. Además de tiempo21, tiene un canal de Video-TV, y otros espacios. @tiempo21cuba

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


8 − = cinco