Las Tunas

Votos a cambio de implementos deportivos

maira castro loraRaúl en su casa (Foto de archivo familiar)Maira Castro Lora
maira@rvictoria.icrt.cu

Las Tunas.- Uno de los principios generales del Sistema Electoral Cubano es el de la inscripción universal, automática y gratuita de los electores, lo cual difiere de lo acontecido antes del triunfo de la Revolución Cubana, con recuerdos frescos en la memoria de quienes nunca votaron.

Próximo a los 83 años de edad, Raúl Meriño Baldoquín, residente en esta ciudad, narra una anécdota de la década del 50 del siglo pasado, cuando a cambio de implementos deportivos se inscribió en el registro electoral, pero no llegó al sufragio.

“Yo nunca voté, no saqué boleta, porque a mi no me gustaba la política”, afirma este hombre; luego narra que “jugaba en un equipo de pelota, y fuimos a ver a un político (de quien ni recuerda el nombre) para inscribirnos y que nos dieran el uniforme, los guantes, las pelotas y los bates”.

Cuando fueron a recoger las cédula, no se las entregaron porque tenían un error, y él no volvió, pero tampoco parece haber sido importante su voto, o quizás quedó ya predestinado al candidato con quien “negociaron”.

Las elecciones en Cuba se basan en un sistema sin ningún tipo de trueques mercantiles ni fraudulentos, pues al cumplir los 16 años de edad, cada cubano pasa a integrar por derecho el registro electoral, sin necesidad de inscribirse.

Raúl ilustra el contraste en cuanto a los colegios electorales, al recordar uno ubicado frente al actual seminternado “Jesús Argüelles”, sitio “que era manigua, no había ni casas; ahora las elecciones (las urnas) las cuidan los niños y antes no había quien pasara por ahí, estaba la guardia y el que no iba a votar no podía pasar por ahí, esa calle la trancaban y era así”.

 

Artículos relacionados

Accidente de tránsito en Amancio deja un saldo de 12 heridos

Redacción Tiempo21

Cumplen ganaderos de Las Tunas plan de entrega de leche a la industria

Adialim López Morales

El pueblo de Las Tunas rememora Operación Tributo

Leydiana Leyva Romero

Enviar Comentario


9 × = ochenta uno