Salud

Un hogar con garantías para gestar la vida

hogar clodomiraesnlda romeroEsnilda Romero Maña
esnilda@rvictoria.icrt.cu

Las Tunas.- Para las gestantes siempre está muy priorizada la atención en el sistema de salud cubano. Ese cuidado se eleva a su más alto nivel en el hogar materno infantil Clodomira Acosta de la provincia de Las Tunas.

A un lado de la carretera que lleva al sur de la provincia, amparado por la sombra de frondosos árboles, está el centro hospitalario, único en el municipio capital donde se ingresan mujeres encintas y niños.

Su razón primera es la de asegurar el parto institucional, reducir la morbilidad y mortalidad materno infantil y el bajo peso al nacer.

En el hogar labora un colectivo especializado que desarrolla actividades asistenciales y de promoción de salud e incluye especialistas en Medicina General Integral, dietista, personal de enfermería y de servicio quienes garantizan todas las acciones de la atención prenatal.

hogar clodomira 2“Atendemos casos de bajo peso materno, obesidad, primeriza añosa, maternidad precoz antecedentes de abortos, riesgo de prematuridad, desnutrición, anemia, problemas sociales como madre soltera con rechazo del hogar, depresión psíquica, estrés, vivienda en malas condiciones y hacinamiento familiar, entre otras gestantes” explicó la doctora Doraine García Ayala, especialista en Medicina General Integral del centro asistencial.

Dijo que mediante la coordinación con el área de salud, también se asegura la atención a las gestantes por parte de obstetras, clínicos, pediatras, trabajadores sociales, sicólogos, nutricionistas entre otros profesionales. Las pacientes que requieren la asistencia de endocrinos y cardiólogos la reciben en el Hospital General Docente Ernesto Guevara.

Interconsultas con otras especialidades, estudios complementarios incluyendo los genéticos, vacunación, atención estomatológica, evolución nutricional semanal, cálculo personalizado de la dieta según estado nutricional y patología, forman el día a día en este hogar materno.

De cualquier lugar de la provincia proceden las mamás que se ingresan en la instalación con criterio de prevención de complicaciones que pudiera presentarse durante el embarazo o el parto.

Espacio para los niños

Además de las 39 camas para embarazadas, el hogar Clodomira Acosta tiene un cubículo con cunas para atender niños con dificultad nutricional.

En el centro ellos lo tienen asegurado todo para superar ese déficit mediante el consumo de una dieta con la cantidad necesaria de vitaminas, proteínas, grasas, vegetales, carbohidratos y otros nutrientes.

Para la licenciada en nutrición y dietética Mabel Morales Rodríguez lo primordial en la atención a esos pequeños es que la alimentación se les ofrezca respetando estrictamente los horarios de cada comida y el balance nutricional teniendo muy en cuenta lo que aportan los productos, ya sean los naturales o los procesados industrialmente.

Puntualiza que la estancia de los niños y sus padres en el hogar se aprovecha para proporcionarles hábitos y estilos sanos de alimentación y enseñarles la importancia del consumo frecuente de frutas y vegetales y otras prácticas de gran valor para la salud, con las que vuelven a sus casas.

La mesa muy bien servida

“El platanito fruta no se debe ingerir junto a las comidas porque disminuye la absorción del hierro”, dijo la dietista a las embarazadas que se disponían a almorzar.

Este fue el consejo de la jornada. Antes les hablaron de las propiedades del jugo de lechuga, espinaca y col, que se prepara cinco minutos antes del consumo, para combatir la anemia, luego les enseñaran sobre las frutas más ricas en vitaminas y… en fin que todos los días se dedica tiempo a las actividades de promoción de salud con énfasis en la alimentación saludable y la lactancia materna.

Dicha labor educativa tiene completo respaldo en el menú. En cada almuerzo y comida se ofertan de siete a 10 variedades de vegetales combinados de manera tal que se logre la requerida concentración de vitaminas y minerales.

A ello se integran los carbohidratos, las proteínas y el resto de los nutrientes necesarios en una dieta sana y diversificada.

Sin la contribución de los trabajadores del organopónico El Nabo esos resultados no serían posibles. Ellos son quienes garantizan el suministro estable de vegetales frescos al comedor del hogar.

Entre los logros que más alto enarbola hoy la salud en Las Tunas, está el bajo índice de mortalidad materna y de niños.

En el quehacer para lograrlo, especialmente activa están siempre las manos y la profesionalidad del colectivo del hogar materno infantil Clodomira Acosta, un centro donde se gesta la vida con todas las garantías.

Los hogares maternos se crearon en Cuba por el Ministerio de Salud Pública, en los inicios de la década de los años 1960, con la finalidad de lograr el parto institucional en aquellas embarazadas que por habitar en lugares de difícil acceso y con limitaciones de medios de transporte se les dificultaba concurrir al hospital en el momento del nacimiento.

 

Artículos relacionados

Con la sonrisa de Milenia Fernández en el momento de Saberse cubano

Yanetsy Palomares Pérez

Yudisleydis: Entre compromiso y honor

Yanet Lago Lemus

Desde Brasil, Más médicos de Las Tunas llegan a casa

Sheyla Arteaga Rodriguez

Enviar Comentario


− dos = 6