Las Tunas

Cortesía y excelencia en el servicio: Las virtudes de Gordillo

darletis leyva gonzalez

gordillo
Entrevista con Rolando Gordillo Reyes
{mp3remote}http://www.ivoox.com/cortesia-excelencia-servicio-las-virtudes_md_1455517_1.mp3{/mp3remote}

Darletis Leyva González
darletislg@rvictoria.icrt.cu

Las Tunas.- El tunero Rolando Gordillo Reyes ha dedicado 12 años de su vida al sector del turismo; este ingeniero mecánico devenido en rentador de autos en la cadena Transtur, a simple vista proyecta la imagen y las cualidades que deben caracterizar a los trabajadores de esta rama de la economía cubana, quienes este 27 de septiembre celebran el Día Mundial del Turismo. 

Su primer hogar laboral lo encontró en la antigua fábrica de botellas de Las Tunas; allí se desempeñaba como especialista en mecánica industrial, ocupación que le facilitó los conocimientos y la formación para acercarse al servicio de autos en el sector del turismo.

Transtur hoy tiene una empresa en Las Tunas; sin embargo, Gordillo recuerda muy bien los años en los que existía solo una representación de la cadena aquí y él tenía que fungir a la vez de taxista como mecánico en determinados momentos, así como realizar asistencias en la vía.

Gordillo ha enriquecido su cultura idiomática poniendo mucho empeño en los estudios, pero asegura que no hay mejor cuartilla que la de su vida cotidiana junto a los clientes.

“Nosotros además de trabajadores del Ministerio del Turismo a veces decimos que somos de relaciones exteriores, porque somos la cara del país y por eso a parte de esta formación profesional creo que hay que tener mucha educación, cortesía, ética y debe uno enriquecerse culturalmente, porque se enfrenta a clientes de diferentes estatus sociales. Es un trabajo que requiere de una formación muy integral y una constante superación”.

Este tunero, orgulloso de su trabajo y del sector, confiesa que extrañó durante mucho tiempo las funciones que realizaba en su primera labor; asiente que sí le fue muy fructífera su formación en la fábrica de botellas y que experimentó un sentimiento de desarraigo al pasar al turismo, pero este dio paso a un sentido de pertenencia, de tal manera que hoy no se concibe lejos del sector.

“Hemos podido ver cómo se desarrolla el sector porque de una pequeña base con dos taxis hoy se realizan operaciones que superan el millón de dólares al año. En el territorio hay una proyección nacional de potenciar la renta de autos y todos los planes futuros profesionales están relacionados con esta idea”.

Rolando, mucha gente cree que el trabajador del turismo tiene una vida profesional muy fácil, ¿qué crees tú?

Es un trabajo bien exigente; tiene un costo muy alto en materia del tiempo que le restas a la familia. Yo tengo dos niños y sobre todo a la hembra, que tiene 16 años, le robé mucho tiempo en aquellos años que empezaba a trabajar en turismo.

Nosotros trabajamos innumerables horas diariamente, a veces nos sorprende la noche en un aeropuerto esperando a un cliente, o un sábado, un domingo, porque se demoró el avión; viajes a La Habana, varios días fuera de casa. Sin mi familia hubiera sido imposible realizar mi labor como hasta ahora lo he hecho.

¿Cómo quisieras que los vieran los cubanos?

Quiero que nos vean como el resto de los sectores, con la conciencia de que estamos trabajando y haciendo nuestro aporte para la economía nacional y el bienestar de nuestro pueblo y lo que representa para nuestro país la colaboración de los trabajadores del turismo.

Elegancia, suma educación y profesionalidad definen a Rolando Gordillo, uno de los trabajadores del turismo en Las Tunas que hoy como muchos de sus compañeros se siente orgulloso y motivado por pertenecer a este sector, que ofrece la imagen de la Cuba que todos quieren conocer.  

Artículos relacionados

A esconderse que ahí viene la basura

Esnilda Romero Maña

Reconocen labor de unidades avícolas de Las Tunas

Adialim López Morales

Acoge Hotel Cadillac condición de colectivo líder de la calidad

Adalys Ray Haynes

Enviar Comentario


− 1 = tres