Las Tunas, Cuba. Lunes 21 de Agosto de 2017
Home > Especiales > Gente > El cáncer no ha enfermado la esperanza de Yuriandris

El cáncer no ha enfermado la esperanza de Yuriandris

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Yuriandris Hernandez-cancerdarletis leyvaDarletis Leyva González
darletislg@rvictoria.icrt.cu

Las Tunas, Cuba.- “Yuriandris era un niño normal, muy educado y aplicadito -dice su mamá Tania con lágrimas que describen un profundo dolor-; gustaba de dibujar mucho, le encantaba la escuela y me decía que tenía que hacer las tareas temprano y solo estaba en el primer grado”- concluye la progenitora.

Fue a los cinco años que un repentino y rápido proceso de pérdida de la visión comenzó anunciar que algo en el pequeño Yuriandris Hernández Castillo no estaba bien. Yuri Andrés Fernández, su papá, tiene muy nítido todavía ese difícil momento.

“Al ver que la pérdida de la visión era muy rápida nos trasladamos al Hospital Pediátrico de Las Tunas y allí vimos al único neurocirujano atendiendo niños aquí, el doctor Josué; gracias a él, y a la rapidez de él también, se le orientó un electroencefalograma. Al observar que estaba muy alterado se dirigió hacia la dirección del hospital y planificaron trasladarlo inmediatamente a Holguín para hacerle el somatón.

“A las 12:00 del día llegamos a Las Tunas con la respuesta, un Astrocistoma grado II en el lado occipital temporal derecho, un tumor maligno que solo se da en adultos, en niños muy pocos casos; cuando se ve en un niño el tiempo de duración de vida es cinco años nada más e incluso me han explicado los médicos que la edad de estos tipos de tumores es de 17 o 18 años.

“Es un tumor muy grande; se decide operar rápidamente, sabiendo que pudiese pasar lo peor; pero no, todo normal, salió; se recuperó, lo que, claro, las consecuencias llegaron, crisis convulsivas bastante fuertes, con mucho tiempo de duración”.

Tania Castillo Marrero, la mamá del joven, tiene muy latentes los seis meses que estuvo crítico, en estado prácticamente, vegetativo, luego de la cuarta operación.

“Muchas convulsiones, mucha pérdida de visión, del habla; después de eso dejó de caminar, cuando eso ocurrió 12 años tenía”.

Yuri Andrés apunta que a raíz de la cuarta operación, se fue viendo que se le iba inflamando el lado izquierdo de la cabeza; hizo un linfoma mediastinal, tumor que lo llevó al estado de gravedad.

“No pensábamos en ningún momento que él se fuera a recuperar; ahí es cuando se decide con la mayor rapidez trasladarlo al Centro de Referencia de Camagüey. La recuperación de él, después de todo eso, ha sido gracias a muchas personas de la Sala de Rehabilitación del Policlínico Manuel Pity Fajardo de Las Tunas.

“En estos momentos está haciendo una residida del tumor por quinta vez, tiene un astrocistoma grado IV; está muy agresivo el tumor, se piensa que esté haciendo una metástasis hacia el lado izquierdo”.

Con ese brillo en los ojos que produce el verdadero dolor este padre afirma que los médicos le dicen que a partir de este momento puede regresar atrás; hacer varias crisis convulsivas en un día y puede llegar a un paro; mientras la mamá de Yuriandris refiere que le están dando el veneno de alacrán y que observan resultados.

“A él se le estaba quitando el apetito, pero ya está comiendo otra vez. Yo lo veo más animadito, más contento, que no es como tiempo atrás que uno lo veía tristón, que cada vez que veía a alguien empezaba a llorar y decía que él quisiera ser como sus amiguitos, que quisiera correr, jugar, ir a la escuela… Toda una vida él ha sabido que tiene la enfermedad esa; uno no lo ha engañado”.

A pesar de que los padres de Yuriandris no le pueden dar grandes lujos hacen que se sienta bien en el sencillo hogar y le ofrecen los mayores regalos, lo incorporan a actividades que él disfruta mucho, como la carrera Terry Fox, que cada año se realiza en Las Tunas.

Pero el día 9 de septiembre es una verdadera celebración en la cuadra donde reside el jovencito; es el día de su cumpleaños y esta vez ¡sí fue en grande!; el Mariachi de Las Tunas, congas y comparsas que participan en el carnaval de esta ciudad, amigos, vecinos, visitantes… se unieron para hacerle un concierto por cumplir sus 15 años de vida.

Tania confiesa que es el día más especial de su hijo y de ellos, pues aunque han sido 10 años de tristeza, le da gracias a Dios y a los médicos por tenerlo ahí, en una silla de ruedas, pero vivo.

“Él es un niño muy valiente y tiene una fuerza de voluntad para vivir. Él día por día le pide a Dios que le dé mucha salud, que lo cuide, que lo ampare y que no le pase nada malo”.

Historias como la Yuriandris tildan de injusta esta vida; sin embargo, la fuerza que vive en este joven-niño, hace perdurar los principios que forman parte de sí y que más ama. Su papá es fiel testigo de ese afán.

“Él lo que más tiene pegado en su mente es una de las tantas frases célebres que decimos los niños de pionero, porque yo lo dije también: “Pioneros por el comunismo, seremos como el Che”; siempre está diciendo esa frase. Él es un niño bien revolucionario y admira mucho la figura del Che, por eso pidió que le tatuaran la imagen del Che en un brazo”.

La vida nos sorprende con esas pruebas que no comprendemos y en ese instante es que los humanos descubrimos la fortaleza interior. Los padres de Yuriandris Hernández Castillo bien saben de esa indescriptible valentía. Él, en la despedida de nuestra visita, no quiso dejar de recitarnos, a pesar de esa paciencia en sus palabras, que le ha dejado la enfermedad, una poesía dedicada al Che.

El tiempo de Yuriandris cada vez es más corto; él lo siente, pero su esplendida sonrisa, que describe la alegría de la infancia detenida en su mente a los cinco años, lo hace resistir las consecuencias del cáncer en su cabeza y pinta cada minuto de esperanza.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Redacción Tiempo21

Encargada de realizar todo el trabajo del Grupo Internet y Tiempo21. Integrada por un Editor-jefe, dos editoras, un fotorreportero y camarógrafo, un director de fotografía y camarógrafo y un desarrollador Web. Es un equipo multidisciplinario y multioficio, que desarrolla las principales labores del Periodismo Hipermedia. Además de tiempo21, tiene un canal de Video-TV, y otros espacios. @tiempo21cuba

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


9 × = cincuenta cuatro