Las Tunas, Cuba. Miércoles 16 de Agosto de 2017
Home > Deportes > Béisbol cubano: Escobita nueva ¿barre bien?

Béisbol cubano: Escobita nueva ¿barre bien?

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

beisbol alex guerreroWilliam Urquijo Pascual
wup@ain.cu

La sabiduría popular reconoce al ser humano como animal de costumbres, por lo cual todo proceso de cambio -para bien o mal- siempre cuenta con detractores, y el panorama beisbolero cubano tampoco escapa a ese principio.

Recientemente la Dirección Nacional de Béisbol en Cuba anunció la modificación de la estructura competitiva del clásico doméstico, reforma llamada a “apuntalar” y elevar “el techo” del principal pasatiempo en el país, además de mejorar la calidad del certamen, previsto para comenzar el 25 de noviembre.

Tras tortuoso proceso de consulta que involucró a especialistas, atletas, entrenadores, glorias deportivas, autoridades y aficionados a lo largo y ancho del archipiélago, se determinó celebrar el LII campeonato cubano de pelota con 16 equipos, y como novedad, el calendario se dividió en dos fases.

En nombre de la representatividad territorial, cada provincia y el Municipio Especial Isla de la Juventud, contarán con un elenco -en La Habana la eliminación de Metropolitanos generó polémicas entre la fanaticada-, y solo ocho conjuntos clasificarán a la segunda ronda.

El tema de la elección de los refuerzos al término de la primera vuelta de 45 juegos también se encuentra en el epicentro de los debates, pues a dos meses del inicio aún se desconoce el método a seguir para la designación de esos efectivos, provenientes de los ocho equipos eliminados.

Indudablemente la nueva estructura brindará a la Serie Nacional mayor grado de espectacularidad, con la lucha sin cuartel de todos contra todos entre los 16 planteles, ninguno de los cuales querrá hacer las maletas antes de tiempo para regresar a casa.

Ya en la segunda ronda los colectivos clasificados se verán envueltos en fuerte lucha por solo cuatro boletos a la postemporada, situación que deparará emociones a granel hacia el epílogo de la temporada, sin obviar el aumento de la calidad resultante de la concentración de las mejores nóminas. 

No obstante, muchos se preguntan si esta variante coadyuvará al desarrollo de los peloteros cubanos, cuando en la mitad del campeonato la mayoría de los atletas de los elencos descartados -alrededor de 200- regresen a sus provincias sin la garantía de intervenir, al menos, en alguna liga paralela al evento principal.

Para quienes pedían a gritos la celebración del torneo élite al finalizar el campeonato, deberán conformarse con la segunda vuelta de la Serie, llamada a servir -según las autoridades de la Comisión Nacional de Béisbol- como vía principal de formación y preparación de los jugadores para los eventos internacionales.

Es natural que dudas y preocupaciones asalten a especialistas y aficionados con respecto a las modificaciones del importante espectáculo deportivo, pues la pelota en Cuba constituye la manifestación sociocultural más popular y masiva de cuantas acontecen en el país.

Por ahora, solo resta esperar a la voz de “A jugar” el próximo 25 de noviembre, en el estadio José Ramón Cepero, de Ciego de Ávila, para ver si la nueva estructura prende en el gusto de la fanaticada, y contribuye además a elevar la calidad del deporte nacional. (Agencia Cubana de Noticias)  

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Redacción Tiempo21

Encargada de realizar todo el trabajo del Grupo Internet y Tiempo21. Integrada por un Editor-jefe, dos editoras, un fotorreportero y camarógrafo, un director de fotografía y camarógrafo y un desarrollador Web. Es un equipo multidisciplinario y multioficio, que desarrolla las principales labores del Periodismo Hipermedia. Además de tiempo21, tiene un canal de Video-TV, y otros espacios. @tiempo21cuba

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


9 + uno =