Gente

En la radio piensa y sueña Miriam Vega

Miriam Vega.maira castro loraMaira Castro Lora
maira@rvictoria.icrt.cu

Las Tunas.- En la asesoría de programas, que va un poco delante en el proceso de producción, está la preferencia de la realizadora Miriam Vega Díaz, a quien la dirección de programas en vivo la pone nerviosa, aunque le reconoce como una cosa buena el “llevar a efecto lo que tú sueñas”.

No obstante, los 32 años de labor que validan su merecido sello 90 aniversario de la Radio Cubana, han permitido convertir en realidad muchos sueños de la realizadora de la emisora provincial Radio Victoria de Las Tunas, en esas especialidades y en especial en la de escritora de programas infantiles.

Con estos –describe- “uno crea un mundo imaginario; siente los sonidos, escucha las voces y lo ve”; de ahí que la mayoría de los premios en concursos nacionales y provinciales provengan de guiones para “Campanita de colores” y “Mañanitas Infantiles”, aunque la regocijan también los variados “En compañía” y “Añorado Encuentro”, en cuanto a asesoría.

Dentro de la trayectoria de Miriam figura además su participación en jurados de festivales a nivel del país y locales, e integra como asesora el tribunal territorial de evaluación artística de la región oriental, que considera una de las cosas más difíciles en la radio.

Compartir la vida familiar con el realizador Abel Molina, de La Habana, y ella de la localidad tunera de Chaparra, conllevó a que parte de esta transcurriera en el medio, obligados a llevar las hijas tanto a actividades laborales como a recreativas, lo cual los unió más, y hoy son graduadas de Música, la menor camino a la especialización en sonido para medios audiovisuales.

Miriam Vega es licenciada en Filología, le gusta mucho estudiar e investigar acerca de la radio, así como aportar su experiencia a partir de las frecuentes preguntas de recién graduados, u otros trabajadores, lo cual la hace feliz, sobre todo cuando se trata de trabajar con los jóvenes, pues casi siempre atiende a alguna adiestrada, de quienes también se nutre para actualizarse.

“La radio se ha convertido en un modo de vida”, afirma esta mujer a quien le resulta “muy difícil pensar, sin pensar en la radio”, y al escuchar algún programa no puede sustraerse de hacer análisis dramatúrgico, o de búsqueda de tema y objetivos.

Artículos relacionados

Adalid de ideas multiplicadas

Roger Aguilera

Zabala, confesiones de un comparsero

Leydiana Leyva Romero

Metodio y la radio, un binomio singular

Adialim López Morales

Enviar Comentario


ocho − = 6