Las Tunas, Cuba. Martes 24 de Octubre de 2017
Home > Opinión > Mujer cubana: La libertad de decidir

Mujer cubana: La libertad de decidir

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

mujeres milicianas 2liliana gomez ramosLiliana Gómez Ramos
lia@rvictoria.icrt.cu

Las Tunas.- “…No sólo es justo que la mujer tenga oportunidad de desarrollar su capacidad en beneficio de la sociedad, sino también que es necesario a la sociedad que la mujer encuentre todas las posibilidades de desarrollar plenamente sus capacidades, ” sentenciaba Fidel Castro Ruz en respuesta a un reclamo de siglos.

A lo largo de la historia, relucen las vivencias de las que no aceptaron pasivamente la subordinación y se cuestionaron la realidad que vivían. Ya en el siglo XIX, Gertrudis Gómez de Avellaneda planteaba su insatisfacción por la desigualdad a la que estaba sujeta una parte de la población por el hecho de ser mujer.

Ese reclamo continuaría a lo largo del siglo XX con la lucha por la emancipación a través de la conquista de derechos dentro del matrimonio, los aportes a la educación, la cultura, la historia. Además del enfrentamiento a las dictaduras militares y al asesinato.

Tras el triunfo de la Revolución, el 23 de agosto de 1960, se constituía la Federación de Mujeres Cubanas (FMC) para defender sus derechos y en reconocimiento a una parte de la sociedad que había luchado y padecido la represión a lo largo de la historia.

Bastó solo dos años para que en octubre de 1962, Fidel reflexionara en el Primer Congreso de la FMC “la necesidad de que la mujer se abriera paso en el acceso al trabajo manual y al trabajo intelectual, en el camino de la ciencia y el desempeño de oficios no tradicionales.”

Las mujeres protagonizaban una Revolución dentro de otra, gracias también al legado y a la participación de muchas a lo largo de las luchas revolucionarias. Así ocupaban espacios en la comunidad reservados hasta entonces para hombres.

Sin embargo, aun hoy y a pesar de los esfuerzos de Vilma Espín como líder indiscutible de las federadas y a los progresos jurídicos a favor del mal llamado sexo débil, queda mucho por hacer para desterrar los comportamientos machistas que se imponen.

Todavía las que se deciden por un empleo no tradicional tienen que enfrentarse a los estereotipos imperantes y a las trabas impuestas por otras personas.

Afortunadamente, las potencialidades se imponen y las conducen al triunfo aunque les demandan más esfuerzo.

Para las cubanas, la compañía de la FMC a lo largo de estas más de cinco décadas, marca la diferencia y allana un camino en favor de las mujeres donde un grupo cada vez mayor rompe las barreras y se conducen al éxito. Como bien dijo Vilma: “La libertad no solo significa ausencia de presiones, sino libertad de decidir.”

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Redacción Tiempo21

Encargada de realizar todo el trabajo del Grupo Internet y Tiempo21. Integrada por un Editor-jefe, dos editoras, un fotorreportero y camarógrafo, un director de fotografía y camarógrafo y un desarrollador Web. Es un equipo multidisciplinario y multioficio, que desarrolla las principales labores del Periodismo Hipermedia. Además de tiempo21, tiene un canal de Video-TV, y otros espacios. @tiempo21cuba

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


4 × dos =