Las Tunas, Cuba. Viernes 24 de Noviembre de 2017
Home > Especiales > Lecturas > Lazos de identidad de la Radio en Las Tunas

Lazos de identidad de la Radio en Las Tunas

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Joel Lachataignerais Popa
jlpopa@enet.cu

La 2 LC, de Luis Casas Romero comienza sus trasmisiones ya definitivas, el 22 de agosto de 1922 y lo hace con programas que recogen un sentido de identidad nacional fortalecido por la exposición de ideas de honda tradición cultural y patriótica del país.

Aquel nacer con estudios situados en su propio hogar y la presencia directa, como se dice ahora “en vivo”, de orquestas, músicos, declamadores, teatristas, hizo realidad un quehacer para la Radio Cubana que no se ha detenido jamás: un quehacer por la cultura popular que se afianza posteriormente en búsqueda de un horizonte que se amplía mucho desde el holismo de su desempeño, aunque cuando haya que significar la solución de algunas fisuras de orden conceptual en sus programaciones.

Pude conversar varias veces con Alfonso Silvestre, aquel actor cubano que dejó sus huellas en la radio, la televisión y el cine, quien contó anécdotas interesantes, como el modo en que se fueron descubriendo en aquella especie de ansiedad o fiebre juvenil por hacer Teatro y de ello concebir la radio.

Contaba que en un lugar público situado en torno al parque central de la ciudad de Las tunas, el mismo que albera la estatua del Mayor General Vicente García, colocaban un equipo de alta voces y desde allí en horas bien escogidas solían trasmitir sus programas con música, saludos, algunos anuncios y una frecuente incursión noticiosa. Realmente era una imitación de lo que se escuchaba en las emisoras que comenzaban a llenar el espacio nacional y de los territorios próximos a la entonces Victoria de Las Tunas.

Entre 1930 y 1953 se realizaron esfuerzos como este que nos contó Silvestre y llegó el instante en que la ciudad tendría varias emisoras: Radio Tunas, Reloj Musical y CMKT Radio Circuito, surgida el 20 de septiembre de 1952, cuya señal aún es vigente en la actual CMLL Radio Victoria, con una historia de interés particular.

Los radialistas tuneros de esa época tienen el orgullo de que fuera en su territorio, junto a Guantánamo, donde se albergaran las más timbradas, sonoras y profesionales voces de la radio oriental.

En Radio Circuito se escucharon voces como la de Silverio Gutiérrez, quien posteriormente engrosó las filas de la Radio Progreso habanera y Argelio Díaz, a quien el pueblo cubano recuerda por su nombre artístico del humorismo Chaflán. Así muchas otras voces destacadas acariciaron los micrófonos tuneros.

El elenco se redondeó con otras significativas personalidades de la profesión, entre ellos Neydo Arsenio García Betancourt, quien desde la más temprana juventud, escuchando la radio, soñó con ocupar un lugar entre los locutores cubanos, una joven voz, apreciada también en su magnitud, Jorge Carbonell López, locutor pro naturaleza de timbre y lectura de firmeza profesional y calidad raigal y Rafael Urbino Santoya.

Entre ellos sobresale históricamente Rafael Urbino Santoya, quien desde Holguín encontró su formación en emisoras como la emblemática radio del Partido Socialista Popular de Cuba, MIL DIEZ, y otras plantas habaneras, hasta radicarse en territorio tunero, después de laborar durante años en la Radio Moscú de la desaparecida Unión Soviética, donde formó parte del colectivo creador de las trasmisiones rusas en español.

El sector femenino tuvo su entrada también en los primeros momentos de Radio Circuito, con la voz de Estrella Murrays. Ella durante la década de los años 60 figuró como patrón de voz femenina de la zona de Las Tunas y, junto a su esposo, Rafael Urbino, se encuentra en la lista de fundadores de las trasmisiones en español de Radio Moscú.

Programas y servicios sociales desde el primer día

Esta fue una radio surgida con emisiones que aún se escuchan con gran arraigo de audiencia, como Ecos de México, el programa que cada día en dos emisiones expresa un acercamiento musical de tradicional amistad hacia el territorio de Benito Juárez, espacio al que la reconocida cantante mexicana, María de Lourdes, en diciembre de 1979, trasladó un mensaje como embajadora de la cultura mexicana en Cuba, significando que le resultaba de interés saber que el programa había surgido con las primeras trasmisiones de la emisora.

Fiesta Oriental, fue también un programa de tradiciones musicales, pero muy especial, pues se dedicaba a difundir música de órgano, con una familia: Ochoa, que cada día se reunía con su público en el humilde teatro que tenía la emisora, donde intercambiaba con el público presente y la abundante correspondencia recibida.

La actual provincia de Las Tunas es dueña de la tradición campesina de la improvisación mediante la espinela. En sus campos siempre resonaban –y aún se escuchan- las voces del hombre de campo improvisando décimas al trabajo. Desde el primer día de su vida, Radio Circuito puso en el aire un programa para estimular esta costumbre, Rumores del hormigo, cuya voz fundamental, permaneció en el mismo hasta el año 2009.

El espacio noticioso también fue un programa inaugural. Caracterizado como los demás del país, era un intento por ofrecerle a los oyentes un panorama de los principales acontecimientos del momento, con informes significativos de la época: la crónica roja, entre otros y algunos comentarios de carácter político con las denuncias correspondientes.

Este noticiero fue sufriendo transformaciones hasta la actualidad, en que surca el espacio entre las 5:30 y 6:00 de cada tarde, y es un vehículo de información, orientación y educación para la sociedad.

Aquella radio que para Las Tunas entrará en el camino de los 60 años de vida, comenzó desde los primeros momentos a suplir una necesidad social de comunicación, ante la real existencia de silencio entre las diversas zonas, donde la correspondencia era nula. En tres horarios: la mañana, el mediodía y el atardecer, se emitía un espacio denominado mensajes y que actualmente se nombra El correo del aire, desde 1980, para informar, advertir o noticiar a la población sucesos familiares de diversa índole como enfermos, fallecimientos y otros hechos.

Radio Circuito irrumpe en la cultura

La ciudad llevaba un ritmo de vida y quería crecer. Entre la juventud se gestaba el intento en la búsqueda del desarrollo cultural. El arte, desde diversas ramas y capas sociales se hacía. La reunión de aquellos jóvenes hizo emerger en los años intermedios de la década de 1950, un proyecto atrayente, poderoso, universal, de proyecciones socioculturales centradas en la promoción y la animación, que dejó huellas aún valederas: Pro–Arte Tunas.

Existe información que evidencia la presencia de la radio local tunera como vehículo, medio y protagonista de importantes momentos del desarrollo de aquel proyecto en el cual interactuaron ambos, pues en oportunidades Pro–Arte apoyó a la radio y en otras ocasiones, la Radio brindó su solidaridad al Proyecto, que, además, estuvo siempre como parte de su contenido.

Testigos del momento, recuerdan que el programa inaugural de Radio Circuito, aquel 20 de septiembre de 1953, contó con la presencia de artistas que gozaban ya del prestigio y reconocimiento social, procedentes todos del Proyecto Pro–Arte Tunas.

La emisora Radio Tunas, desde noviembre de ese mismo año diariamente, a las 8:00 de la noche emite el espacio Remanso Lírico Hatuey, en el que incursionan importantes figuras del arte local, liderados por el poeta del siglo XX tunero, Gilberto E. Rodríguez, acompañado por el trovador René Yasell.

El doctor Pedro Verdecie, una de las más firmes personalidades de la cultura en Las Tunas, figuró también entre aquellos que frecuentó los estudios de Radio Circuito, con el propósito de emitir mensajes culturales, particularmente acerca del pensamiento, la vida  y la obra de José Martí y para defender los  derechos el ciudadano tunero.

Estas dos emisoras prestaron sus micrófonos a los propósitos del Proyecto cultural que se extendió hasta los años de la década de 1960, cuyas esencias aún permanecen en los programas heredados por la actual Radio Victoria; así Radio Circuito y Radio Tunas, acogieron a los miembros de Pro–Arte Tunas, para expresar sus mensajes de promoción, animación, impulso divulgativo y noticioso, pero fundamentalmente para la educación ética, estética y para multiplicar los conocimientos culturales y de defensa de la auténtica música cubana.

Ahora en sus 90, la Radio Cubana, para los tuneros presenta un punto supremo, brillante, en el cual la reflexión ha de formar parte de todas las alegrías, para mirar en torno suyo con certera dimensión de poder apreciar todo de cuánta experiencia válida deberá prevalecer, captar raíces y proyectarlas al mundo digital, sin olvidar las tradicionales ondas hertzianas que serán aún necesarias en el futuro.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Redacción Tiempo21

Encargada de realizar todo el trabajo del Grupo Internet y Tiempo21. Integrada por un Editor-jefe, dos editoras, un fotorreportero y camarógrafo, un director de fotografía y camarógrafo y un desarrollador Web. Es un equipo multidisciplinario y multioficio, que desarrolla las principales labores del Periodismo Hipermedia. Además de tiempo21, tiene un canal de Video-TV, y otros espacios. @tiempo21cuba

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


3 × cuatro =