Las Tunas, Cuba. Martes 12 de Diciembre de 2017
Home > Especiales > Lecturas > Radiaciones solares dañan la piel desde edades tempranas

Radiaciones solares dañan la piel desde edades tempranas

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

solmaira castro loraMaira Castro Lora
maira@rvictoria.icrt.cu

Las Tunas.- Los efectos del sol son acumulativos y aproximadamente 80 por ciento del daño solar se produce en las personas antes de cumplir los 18 años de edad, por lo cual resulta importante que se conozcan los beneficios, así como los efectos perjudiciales, y cuidar de los rayos solares a niños, adolescentes y a los propios adultos como mismo se hace de la lluvia.

Frecuentes son las alertas respecto a la protección de la piel, sobre todo durante el disfrute de la playa u otras actividades al aire libre, sin embargo en los días de verano de tan altas temperaturas, personas de esas edades parecen ignorarlo entre las 10 y las cuatro de la tarde, cuando los rayos ultravioleta son más fuertes y causan más daño.

Quizás desconocen reportes estadísticos de que, anualmente, en Cuba se notifican alrededor de mil casos de cáncer no melanoma basocelular y espinocelular que constituyen el segundo lugar en la tabla general de tumores malignos.

La mayor exposición intencional al sol, mediante los cambios en el modo de vestir, conlleva a que la piel se enfrente a un medio más hostil, y a esto se suma el cambio climático con la afectación de la capa de ozono que deteriora el medio ambiente y aumenta los factores de riesgo de los tumores de la piel.

Se calcula que con su reducción podrá incrementarse en cinco por ciento el número de personas con cáncer de piel, pero una buena protección disminuye dicho riesgo en un 80 por ciento, de ahí que tanto la fotoprotección como la fotoeducación son fundamentales para mejorar la calidad de vida y prevenir enfermedades en el futuro.

El ozono de la estratosfera, responsable de filtrar las radiaciones ultravioletas de onda corta, ha sido destruido por los clorofluorocarbonos producidos por el hombre para su uso en refrigerantes y aerosoles.

Aunque existen también muchas fuentes de luz artificial que emanan cantidades peligrosas de esos rayos, como las lámparas fluorescentes, artefactos para verificar billetes y fotocopiadoras, además de múltiples situaciones en las cuales se está expuesto a radiación.

Estas no incluyen solo los llamados baños de sol en las playas, sino el trabajo en la calle, citemos por ejemplo en los carretilleros u otro vendedores que proliferan por estos días en esta provincia de Las Tunas, y los niños o jóvenes que se reúnen para actividades deportivas.

Los especialistas ilustran sus argumentos mediante simples comparaciones a la vista, como la que expresa que si se observa la piel de una persona mayor puede verse una clara diferencia entre la piel habitualmente expuesta al sol y la que no lo está.

En la zona protegida se observan los cambios debidos al envejecimiento natural, el cual produce sequedad, flaccidez, arrugas finas, atrofia, enlentecimiento de los procesos de cicatrización y aumento de los tumores benignos, tales como: verrugas seborreicas, fibromas blandos y puntos rubí, que son máculas o pápulas muy pequeñas de color rojo intenso, localizadas sobre todo en el tronco.

La piel expuesta, dígase cara, dorso de manos y antebrazos, sufre las consecuencias de la suma del envejecimiento natural más el debido al sol, es decir, el fotoenvejecimiento.    

Además se describen las arrugas profundas, piel áspera, los poros más grandes que se ven como puntos negros, las marcas en la zona del cuello y el escote, y otra manifestación denominada púrpura solar o senil, que con frecuencia alarma a los pacientes por la tendencia a producirse moraduras a veces muy llamativas al menor golpe en las zonas expuestas.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Redacción Tiempo21

Encargada de realizar todo el trabajo del Grupo Internet y Tiempo21. Integrada por un Editor-jefe, dos editoras, un fotorreportero y camarógrafo, un director de fotografía y camarógrafo y un desarrollador Web. Es un equipo multidisciplinario y multioficio, que desarrolla las principales labores del Periodismo Hipermedia. Además de tiempo21, tiene un canal de Video-TV, y otros espacios. @tiempo21cuba

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


nueve − = 4