Las Tunas, Cuba. Lunes 23 de Abril de 2018
Home > Especiales > Historia > El Primer Partido Comunista de Cuba fue la semilla que germinó en miles de cubanos de hoy

El Primer Partido Comunista de Cuba fue la semilla que germinó en miles de cubanos de hoy

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

pcc cubamaura pena machadoMaura Peña Machado
taura@rvictoria.icrt.cu

Durante los días 16 y 17 de agosto de 1925, sesionó en La Habana el Congreso Nacional de Agrupaciones Comunistas, que dejó constituido el Primer Partido Comunista de Cuba.

Surgía así la vanguardia política de la clase obrera y el pueblo cubanos, una organización que en sus 36 años de existencia se vio sometida a muy duras pruebas.

Pese a la feroz persecución de que fue objeto, y las campañas de calumnias anticomunistas dirigidas a apartarlo de las masas, ese partido fue ganando en influencia y prestigio, y sus abnegados militantes defendieron, aun a costa de sus vidas, los derechos de los trabajadores.

Desde el inicio la vanguardia del proletariado cubano fue objeto de una intensa represión. No obstante, el Partido fue ganando influencia en amplios sectores del pueblo. En las fábricas, en los campos, en los sindicatos, en todas partes, los comunistas se destacaban por su postura firme en defensa de los humildes.

Esta actitud ejemplar, de sacrificio, de entrega a la causa de los explotados, fue un factor que hizo posible que una organización numéricamente pequeña pudiera llegar a desempeñar un papel destacado y en algunos casos protagónico en la vida nacional, en la Cuba republicana.

De las filas del Partido brotaron líderes de la talla de Mella, Baliño, Villena, Jesús Menéndez, Lázaro Peña y tantos otros, que alzaron sus voces en las fábricas, en las colonias azucareras, en los sindicatos, en las organizaciones campesinas, en defensa de los intereses de los explotados.

El compañero Blas Roca resumió en pocas palabras el papel que desempeñó la organización fundada el 16 de agosto de 1925 cuando expresó:

“El Primer Partido fue como el agricultor, que echa la semilla. Sin semilla, no hay cosecha. Hay que sembrarla, esperar a que crezca y entonces cosecharlo. Y ese fue el Primer Partido. Difundió en Cuba las ideas del socialismo. Esa fue la siembra y el viejo Partido fue el sembrador”.

Después destriunfo del primero de enero de 1959, se crearon las condiciones para que las tres fuerzas principales que habían encabezado la lucha de liberación: El Movimiento 26 de Julio, el Partido Socialista Popular y el Directorio Revolucionario, se fundieran así en 1961. Blas Roca, quien había dirigido magistralmente la organización durante 26 años, puso al Partido en manos de la nueva dirección revolucionaria encabezada por Fidel. Para dar lugar a la germinación de la semilla en el surgimiento del actual Partido Comunista de Cuba, continuador de aquel conque Martí llevó a cabo sus luchas por la independencia, y del que formaron parte en nuestra patria los primeros comunistas y que hoy se multiplican por miles.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Redacción Tiempo21

Encargada de realizar todo el trabajo del Grupo Internet y Tiempo21. Integrada por un Editor-jefe, una editora, un fotorreportero y camarógrafo, un director de fotografía y camarógrafo y un desarrollador Web. Es un equipo multidisciplinario y multioficio, que desarrolla las principales labores del Periodismo Hipermedia. Además de tiempo21, tiene un canal de Video-TV, y otros espacios. @tiempo21cuba

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


× dos = 6