• Portada
  • Las Tunas
  • Promueven reforestación acelerada de áreas ganaderas de Las Tunas
Las Tunas

Promueven reforestación acelerada de áreas ganaderas de Las Tunas

reforestacion ganaderiaraul estrada zamoraRaúl Estrada Zamora
estrada@ain.cu

Las Tunas.- Especialistas de la Estación Experimental de Pastos y Forrajes y la filial de la Asociación Cubana de Técnicos Agrícolas y Forestales (ACTAF) en la provincia de Las Tunas están demostrando a los pecuarios locales la conveniencia de reforestar aceleradamente las áreas dedicadas a la ganadería.

La recomendación se basa en los positivos resultados productivos, económicos y ambientales que se han registrado después de poblar de árboles diversas fincas.

El mejor ejemplo lo constituye la propia Estación Experimental, ubicada a la salida de esta ciudad, a unos 700 kilómetros al este de La Habana y en un área de suelos poco fértiles, hacienda que hoy semeja una especie de oasis, a fuerza de ciencia y consagración de su personal científico y demás trabajadores.

De acuerdo con los especialistas de ese prestigioso centro y la experiencia de numerosos ganaderos, resulta muy útil arborizar los sitios donde pasta el ganado, pues los árboles juegan un rol importante en la protección de los suelos, permiten el reciclaje de los nutrientes y la infiltración del agua, al tiempo que evitan la erosión causada por las lluvias u otras corrientes de agua.

A la vez, muchos arbustos y plantas de mayor porte son una importante fuente de alimentación para las reses y la fauna natural, lo cual contribuye al equilibrio y a la sostenibilidad de los ecosistemas pecuarios.

Aunque los expertos cubanos reconocen 165 especies maderables y frutales apropiadas para reforestar los potreros, los investigadores de Las Tunas, sin obviar ninguna de ellas, están promoviendo particularmente la siembra de baría, por ser muy adaptable a las características de los suelos de este oriental territorio, con la excepción de aquellos terrenos demasiado bajos.

Entre las ventajas de esa planta, los estudiosos reconocen su alta capacidad de autorregenerarse de manera natural, lo que posibilita disponer de suficientes plántulas para la repoblación de las áreas que se quiera arborizar.

Por otra parte, y a pesar de que la baría no es consumida por las reses, su madera sirve para construir viviendas y muebles de gran calidad, sus flores alimentan a la fauna silvestre y aportan néctar que permite a las abejas producir buena y abundante miel, y además proporciona postes para cercas vivas, sombra y belleza al entorno natural.

Artículos relacionados

Garantizan tratamiento al agua destinada a la población en Las Tunas

Esnilda Romero Mañas

La defensa biológica de la agricultura, el arma de los fitosanitarios de Las Tunas

Naily Barrientos Matos

Campesinos de Las Tunas debaten ideas para elevar la producción de alimentos

Yenima Díaz Velázquez

Enviar Comentario


− cinco = 3