Historia del Deporte en Las Tunas

Siete campeones olímpicos

Teófilo Stevenson Lawrence.
ermidelio
Osmani Urrutia Ramírez.
Lázaro Bruzón Batista.

juanemiliobatista1Juan E. Batista Cruz
jbatista@enet.cu

Sin estar entre las provincias destacadas en el aporte de campeones cubanos en Juegos Olímpicos, a propósito de la cita de Londres este año, los tuneros tenemos el orgullo de contar con siete atletas que en diferentes disciplinas subieron a lo más alto del podio de las magnas citas estivales y de las reconocidas Olimpíadas Mundiales de Ajedrez, con categoría equivalente.

La participación tunera en los Juegos Olímpicos comenzó en Tokío-1964 con los remeros Norge Marrero y Gilberto Cámpbell, aunque la primera medalla de oro no apareció hasta la edición de Munich-1972, con el Gran Campeón, Teófilo Stevenson Lawrence, quien destrozó a la llamada Esperanza Blanca de Estados Unidos, Duane Bobbick y alcanzó la condición de púgil más destacado en aquella inolvidable lid, en la cual también se coronaron otros dos cubanos, Orlando Martínez (54 kilos) y Emilio Correa (67).

Stévenson repitió su cetro en Montreal-76 y en Moscú-80, momento en el que se le unió el tremendo pegador de los medianos (75 kilos), José Gómez. Otros tres títulos se hicieron realidad con los peloteros Ermidelio Urrutia Quiroga y Juan Carlos Pérez, en Barcelona-1992 y Osmani Urrutia Ramírez en Atenas.2004.

Los otros dos títulos de la más alta jerarquía del deporte mundial fueron conquistados en Olimpíadas de Ajedrez, por los noveles Grandes Maestros, Lázaro Bruzón Batista y Yaniet Marrero, tras dominar las respectivas lides en los tableros dos y tres, respectivamente.

Otros resultados importantes en la Gran Fiesta cuatrienal, son las medallas de plata del pelotero Dánel Castro (Sydney-2000) y del boxeador Yankiel León (Beijing-2008), los bronces del yudoca Yordanis Arencibia en Atenas y Beijing y el cuarto puesto del halterista Ernesto Agüero Shell de la división superpesada en la inolvidable edición de Barcelona-1992, en la cual fue finalista en la jabalina femenina, la puertopadrense Dulce Margarita García.

Ahora, en Londres, la representación tunera se reduce a un solo competidor, el pesista Yasmani Romero, de la división de 56 kilos, en la cual tiene muy pocas posibilidades si nos atenemos a las marcas superiores que presentan la mayoría de sus rivales. No obstante, el muchacho está muy bien preparado y, seguramente, competirá con toda la pasión que le caracteriza para igualar o mejorar sus cotas personales.

Artículos relacionados

«Nene» Jiménez, jardinero central de lujo

Juan E. Batista Cruz

Chiflán en el béisbol de Colombia

Juan E. Batista Cruz

Un juego para recordar

Juan E. Batista Cruz

Enviar Comentario


7 × cuatro =