Gente

Yo soy el soguero de la cooperativa

aleida naval santos

Humberto Feria
Escuche testimonio de Humberto:

{mp3remote}http://www.ivoox.com/testimonio-fabricante-sogas_md_1363032_1.mp3{/mp3remote}

Aleida Naval Santos
anaval@rvictoria.icrt.cu

Las Tunas.- Garantizar las cuerdas para las yuntas de bueyes utilizadas en el laboreo agrícola en la Unidad Básica de Producción Cooperativa Diego Felipe, del municipio de Puerto Padre, es posible gracias al ingenio del obrero Humberto Feria Reyes.

“Cuando ha habido urgencia de siembra de cañas he tenido que hacer hasta 50 en dos días. Mi hermano Edilfredo y yo somos los que hacemos sogas.”

Recuperando lo que aparentemente no es útil, hace sogas con los sacos de nylon que sirvieron de envase a los fertilizantes y abonos utilizados en las plantaciones cañeras.

Esa es la especialidad de este hombre que a sus 47 años ya acumula una larga experiencia laboral y suficiente reconocimiento entre sus vecinos de la oriental provincia de Las Tunas, 690 kilómetros al este de La Habana.

Conversador y alegre se muestra en el diálogo; de su actividad cotidiana dice:

“Nosotros picamos los sacos en tiras a manera de un caracol, con cuatro sacos da una coyunda, para enyugar y son duraderas. ¡Cuando hicimos las primeras nadie las quería y ahora todo el mundo las quiere! Esto es materia prima, no se puede botar nada”.

En su hijo Luis Enrique, Humberto Feria tiene garantizado su relevo. El adolescente de 13 años ya muestra habilidades en la confección de las sogas y aspira seguir los pasos de su papá.

La reutilización de materiales que constituyen desechos de la industria o la agricultura cañera en la provincia de Las Tunas permite resolver muchas carencias que afectan el proceso productivo.

Y permiten continuar aportando al desarrollo económico y social del territorio, evadiendo así las carencias que origina el bloqueo impuesto a la isla desde hace más de 50 años.

Artículos relacionados

Adalid de ideas multiplicadas

Roger Aguilera

Zabala, confesiones de un comparsero

Leydiana Leyva Romero

Metodio y la radio, un binomio singular

Adialim López Morales

Enviar Comentario


dos + = 5