Lecturas

Hemingway: un hombre de su tiempo

hemingway 12maura pena machadoMaura Peña Machado
taura@rvictoria.icrt.cu

Ernest Hemingway es, posiblemente, el escritor norteamericano más publicado en Cuba. Los cubanos hemos podido disfrutar El viejo y el mar, obra que le permitió al célebre escritor el Premio Nobel de Literatura, Por quien doblen las campanas, considerada como un canto a la Guerra Civil Española.

También han sido editadas Fiesta, Adiós a las Armas, y una antología de cuentos titulada Las nieves del Kilimanjaro y el volumen: Islas en el Golfo, en el que una buena parte de la historia transcurre en nuestro país y en lugares donde Hemingway viviera durante años, como por ejemplo, su espaciosa quinta habanera, hoy convertida en museo.

Fue más que un escritor, se convirtió en personaje, hizo de su vida una novela, y la puso a disposición del mundo, fue famoso como un artista y su realidad le interesó a la gente que lo vio como una estrella.

Toda la obra de este insigne narrador y periodista contiene una base autobiográfica directa, como él mismo señaló en una entrevista:

“Siempre trato de escribir con el principio del Iceberg. Éste conserva siete octavas partes de su masa debajo del agua por cada parte que deja ver…”

En su obra Islas del Golfo se muestran elementos directamente autobiográficos, pues incluye una vivencia personal. Resulta que durante la Segunda Guerra Mundial Hemingway artilló su yate Pilar, y tal como lo muestra en su libro, se dedica a detectar submarinos alemanes en las costas cubanas los cuales se acercaban como custodio y control del tráfico de armas. Además de ese dato el protagonista de estas líneas continúa en el tiempo como huésped honorario en el famoso bar El Floridita de la capital cubana y su imagen se perpetúa en la casona de San Francisco de Paula. Todos estos elementos dan fe de su presencia en nuestro país, y en la vida de los cubanos.

También se desarrollan en la Isla la novela Tener y no tener representativa de los años del machadato, así como el relato de El viejo y el mar, inspirado en la vida de un pescador de Cojímar, poblado costero de La Habana.

Hemingway tenía un conocimiento íntimo de las realidades que expresaba y de ahí el hecho de que todos sus libros relaten las vivencias de los países que conoció y donde vivió. Otro de sus valores es la dimensión en la que desenvuelve a los personajes que podría sintetizarse en una de sus frases: “Un hombre puede ser destruido, pero no derrotado”.

Luchador antifascista, amigo de nuestro pueblo y su Revolución, Hemingway no fue solo un creador original, sino un hombre de su tiempo.

Este 21 de julio se conmemoró un nuevo aniversario del natalicio del gran escritor Ernest Miller Hemingway, nacido en Oak Park, en el estado de Illinois, Estados Unidos en l899.

 

Artículos relacionados

Festival de Cine de La Habana enfoca sus orígenes y hacia el futuro

Redacción Tiempo21

La Carta Magna, expresión de la justicia social de la Revolución

Redacción Tiempo21

Fidel Castro, el comunicador que conocimos

Redacción Tiempo21

Enviar Comentario


dos + 1 =