Las Tunas

Menos personas con más retos

En 1989, el Consejo de Administración del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), estableció el 11 de julio como el Día Mundial de la Población. Las personas que viven en la provincia de Las Tunas celebran la fecha con comportamientos que difieren de las tendencias globales.

 

poblacionliliana gomez ramosLiliana Gómez Ramos
lia@rvictoria.icrt.cu

 

Las Tunas- Somos más de siete mil millones de personas en el mundo, la población crece y mientras en el planeta una de las prioridades es el control de la natalidad en Cuba y en la provincia de Las Tunas, la historia es diferente.

Para muchos el comportamiento de la natalidad en la Isla es comparable con las del Primer Mundo. Las familias cada vez desean tener menos descendientes y condicionan la fecundidad a dos hijos promedio, como respuesta al alto nivel de instrucción y las limitaciones económicas.

Cuando en el mundo 800 mujeres mueren todos los días dando vida a otros seres, la superviviencia de las madres e hijos en Las Tunas es notable, siendo esta provincia la de menor mortalidad infantil en el año que concluyó.

Aun así, el porvenir parece comprometido cuando se vislumbra el envejecimiento poblacional. Más del 65 por ciento de las personas están entre los 15 y los 59 años y para el futuro cercano esta población será adulta mayor lo que provocará la disminución notable de los habitantes del país en el 2020.

A esta problemática se suma la superpoblación de las cabeceras urbanas mientras solo el 20 por ciento de los habitantes se concentran en la parte rural a pesar de que las regiones son mayoritariamente campestres.

Aflora entonces otra realidad que afecta a la producción de alimentos porque también los hombres son los que migran más de zonas potenciales para la agricultura dejando tras de sí la posibilidad de explotar de manera sostenible la tierra como fuente de alimentos.

Para los que vivimos en Las Tunas, 690 kilómetros al este de La Habana, este 11 de julio, día mundial de la población, hace que nos planteemos la realidad de un futuro que necesitamos cambiar, se impone la vuelta al campo y a la tierra como fuente de riqueza natural y económica, donde los más de 470 asentamientos rurales sean cunas reales de los sueños y del por venir.

Artículos relacionados

Reconocen labor de unidades avícolas de Las Tunas

Adialim López Morales

Acoge Hotel Cadillac condición de colectivo líder de la calidad

Adalys Ray Haynes

Proteger la capa de ozono un imperativo en Las Tunas

Esnilda Romero Maña

Enviar Comentario


4 + = once