Las Tunas

Lo diferente de una casa

CASA MUJER FAMILIAEdelmis Cruz Rodríguez
edelmis@rvictoria.icrt.cu

Las Tunas.- Como un espacio necesario para el intercambio y la búsqueda colectiva de una solución a los problemas del hogar pueden verse las ocho Casas de Orientación a la Mujer y la Familia (COMF) existentes en Las Tunas, una por cada municipio de la provincia, ubicada a 690 kilómetros al este de La Habana.

Surgidas en el año 1990, por idea de Vilma Espín Guillois, estas instituciones son lideradas por la Federación de Mujeres Cubanas (FMC), para desarrollar su labor de orientación individual, el trabajo grupal y la capacitación.

Además, mediante ellas se imparten cursos, a partir de las necesidades de la comunidad, en temas como el ahorro, la educación ambiental y el cuidado de la salud.

“En este aspecto se priorizan las acciones educativas relacionadas con algunas enfermedades de prevalencia en niños, embarazadas y parte adulta de la población” dice Xiomara Mercantete, psicóloga y coordinadora, en este municipio capitalino.

La especialista aclara que por esa causa se han redoblado los esfuerzos en cuanto a la capacitación a la mujer en las comunidades “hemos organizado talleres sobre tuberculosis, anemia, nutrición, lactancia materna, maternidad y paternidad responsables y también con aquellas que producen alimentos en huertos y organopónicos.”

Para ello cuentan con equipos de colaboradores integrados por 175 especialistas entre ellos sicólogos, médicos y enfermeras, los cuales este año han atendido más de cinco mil 900 personas, mayormente mujeres, afectados por problemas de menores con trastornos de conducta, violencia intrafamiliar y alcoholismo.

También se desarrollan programas de adiestramiento, especialmente para jóvenes que quieren prepararse en computación, peluquería y labores manuales, entre otros oficios.

Idalmis Rabelo Peláez, con más de 20 años como coordinadora del municipio de Jesús Menéndez, resalta la labor que realizan para que las casas continúen vivas “Yo se que es grande el compromiso nuestro, pero es una belleza el trabajo que hacemos por el bien de la familia, es muy importante mantenerlo y esa es la mayor recompensa”

“Nos complace a lo largo del tiempo ver tantas personas agradecidas y que reconocen el trabajo de la organización femenina, gracias al funcionamiento efectivo de las Casas”.

“O sea que hemos tenido satisfacciones, hemos tenido insatisfacciones, pero lo que si vamos a tener siempre es un gran compromiso para que los resultados de la casa sean siempre superiores”

Yanitza Tamayo Echevarría, de la Dirección municipal de la FMC en la localidad de Jobabo, expone “hemos atendido diferentes problemáticas de violencia familiar y tenemos una consulta sobre VIH SIDA, que es anónima, para lo cual tenemos habilitado un teléfono”.

Aunque no resuelven todos los problemas comunitarios, a más de dos décadas de fundadas las Casas de Orientación a la Mujer y la Familia se consolidan en la provincia como un espacio de consulta, consejería y reflexión para la búsqueda de soluciones con la participación popular.

Artículos relacionados

Recuerdan aniversario de la Comandancia de San Joaquín

Yeisnel Vázquez

Modernizarán tecnología para la producción industrial del Combinado 25 de Diciembre en Puerto Padre

Redacción Tiempo21

Proyecto comunitario 16 de octubre, la vida de Migdalia Igarza

Claudia Pérez Navarro

Enviar Comentario


+ 1 = siete