Las Tunas, Cuba. Martes 24 de Abril de 2018
Home > Las Tunas > El milagro de María Ester

El milagro de María Ester

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

vivienda-construcedelmis cruz rodriguezEdelmis Cruz Rodríguez
edelmis@rvictoria.icrt.cu

Las Tunas.- En una céntrica cuadra de aceras altas se ubica la vivienda marcada con el número 297, en la calle Francisco Vega, esquina a Martí, en el reparto Primero, de esta urbe, ciudad capital de la provincia de Las Tunas, ubicada a 690 kilómetros al este de La Habana.

Su propietaria, María Esther Peña Lora, de 74 años de edad, fue beneficiada con la entrega de un subsidio para realizar acciones de rehabilitación en su casa porque “es una construcción antigua, que data del 1900, las paredes son de mampostería y el tejado es de madera, cocoa y la parte de arriba del tipo panetela, el techo está en muy malas condiciones, por eso necesita una reparación”.

Acerca de la ayuda financiera ofrecida por el Estado dice “me dieron nueve mil 175 pesos para arreglar la cocina, el baño y el comedor porque es lo que se está cayendo, le voy a fundir una cubierta sólida a esa parte que es la más mala, aunque todo el inmueble está en mal estado”.

Manifiesta que el monto le alcanza para comprar acero, árido y cemento, pero “el pago del transporte y la mano de obra corre a cuenta de mis gastos, para lo cual dispongo de la ayuda de mis cuatro hijos, vecinos y amigos”.

Con respecto a lo engorroso que se tornan algunos trámites a la hora de adquirir los materiales en las tiendas del Ministerio del Comercio Interior (MINCIN) indica “resultan un poco difíciles porque hay que visitar unos cuantos lugares, incluso ir en más de una ocasión y estar pendiente de cuando van a vender los recursos, pero es la única manera que tenemos las personas con bajos ingresos de mejorar la calidad de vida”.

Ella vive sola y refiere problemas de salud, los cuales se han agravado con el paso del tiempo, pero ahora se permite olvidarlos para disfrutar de este regalo que la hace muy feliz “yo me siento agradecida porque no lo esperaba, yo digo que eso es un milagro de Dios”.

María Esther, una jubilada del sector de Servicios a la población, siente ahora una inmensa alegría al incluirse entre las más de 200 familias que, desde enero de este año a la fecha, han sido beneficiadas con la entrega de un subsidio destinado a personas con poca solvencia económica, para comprar materiales y reparar o construir su vivienda por esfuerzo propio, lo que redunda en el progreso del fondo habitacional de la provincia.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Redacción Tiempo21

Encargada de realizar todo el trabajo del Grupo Internet y Tiempo21. Integrada por un Editor-jefe, una editora, un fotorreportero y camarógrafo, un director de fotografía y camarógrafo y un desarrollador Web. Es un equipo multidisciplinario y multioficio, que desarrolla las principales labores del Periodismo Hipermedia. Además de tiempo21, tiene un canal de Video-TV, y otros espacios. @tiempo21cuba

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


ocho − = 5